tiempo-para-leer-biblia
¿Cómo Encontrar El Tiempo Necesario Para Leer La Biblia?

10 consejos cristianos para encontrar tiempo para leer la Palabra de Dios

Llegando a un grupo de estudio bíblico me pregunté: ¿Estoy aquí para estudiar la Biblia o sólo estoy tratando de salir de la casa? Siempre había estado familiarizado con la Biblia, pero este estudio me desafiaría a profundizar en el conocimiento y la aplicación. La tragedia golpeó mi vida un mes después. Inmediatamente pasé de ser un lector casual de estudios bíblicos a consumirlo todos los días para mi supervivencia espiritual y mental.

¿Tiene que pasar algo malo para que los creyentes se comprometan a un tiempo regular de estudio bíblico? No, en absoluto. La mayoría de nosotros luchamos con el deseo y seguimos adelante en los estudios bíblicos en comparación con nuestro deseo de otras cosas.

Jesús le dijo: “Si me amas, guarda mis mandamientos”. (Juan 14:15) No puedes decir que amas a Jesús y no cumples sus mandamientos. Usted no puede conocer Sus mandamientos a menos que esté íntimamente familiarizado con la Biblia a través de su lectura y obediencia a ella.

Quiero darte 10 consejos para ayudarle a encontrar el tiempo para leer la Biblia:

Consejo 1) Acepta la verdad de que la palabra de Dios tiene prioridad sobre todo lo demás en tu vida.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, reprender, corregir y entrenar en justicia, a fin de que el siervo de Dios esté completamente equipado para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16-17).

Hasta que usted decida que el estudio bíblico es una necesidad para su vida, es posible que nunca tenga tiempo para ello. Haga que el compromiso de leer la Biblia para usted, para su cónyuge, para sus hijos y para sus amigos sea una prioridad.

Consejo 2) Ore para que Dios le ayude a tomar más en serio el tiempo de estudio bíblico.

“De la misma manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad” (Romanos 8:26).

Admita su falta de entusiasmo o tu procastinación con respecto a la Biblia. El Espíritu Santo despertará en usted el deseo de querer más de Dios a través de la lectura de la Biblia.

Consejo 3) Haga una meta para leer consistentemente pasajes específicos de la Biblia durante 21 días seguidos.

“Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados” (Proverbios 16:3).

Al seguir un plan de 21 días, desarrollará el hábito de leer la Biblia de por vida. Trate de comenzar en los Salmos, Proverbios, o incluso en el evangelio de Juan. Eventualmente tu día nunca parecerá completo si no has pasado tiempo estudiando la Biblia primero.

Consejo 4) Tener una hora y un lugar fijo para hacer estudios bíblicos

“Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.” (Salmos 51:6).

Su lugar sagrado para el estudio de la Biblia podría ser en su cocina, oficina, dormitorio o cualquier otro lugar donde no se distraiga fácilmente y se mantenga en el camino correcto. Mantenga cerca su Biblia, diarios u otros recursos útiles para el estudio y para facilitar el acceso.

Consejo 5) Reprograme otras actividades que pudieran interferir con su tiempo de estudio bíblico

“Examina la senda de tus pies, Y todos tus caminos sean rectos” (Proverbios 4:26).

Siempre habrá otras cosas buenas que hacer durante su tiempo de estudio bíblico. Sin embargo, debe tomar la iniciativa de antemano, separar su horario y cumplirlo.

Consejo 6) Comprometase a ser parte de un grupo pequeño de estudio de la Biblia para animar su responsabilidad

“Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis” (1 Tesalonicenses 5:11).

Sea parte de un grupo pequeño para la rendición de cuentas.

Con un grupo pequeño usted tendrá discusiones para compartir testimonios, observaciones, interpretación y aplicaciones del estudio bíblico. Tener un lugar a donde ir y gente con la cual reunirse le impedirá poner excusas para posponer el estudio de la Biblia.

Consejo 7) Programe alarmas o recordatorios de la hora del estudio bíblicos en su teléfono, computadora, o con pequeñas notas alrededor de la casa

“Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy” (Deuteronomio 8:11).

Tener recordatorios diarios ayuda a las personas más ocupadas a mantenerse en el curso de un estudio bíblico serio. Una vez que su tiempo de estudio bíblicos se convierta en un hábito, necesitará menos recordatorios.

Consejo 8) Involucrese e involucre a su familia

“Guarda y escucha todas estas palabras que yo te mando, para que haciendo lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová tu Dios, te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti para siempre”.(Deuteronomio 12:28).

El tiempo en familia es más productivo si hay oportunidad de leer y compartir las escrituras bíblicas. No tiene que ser un estudio largo e intenso, sino una dosis diaria de la Palabra de Dios.

Consejo 9) Tener la actitud de Cristo

“Encaminará a los humildes por el juicio, Y enseñará a los mansos su carrera” (Salmos 25:9).

Un corazón orgulloso se resiste al compromiso de estudiar la Biblia todos los días. Tener un corazón humilde abre la oportunidad para la revelación de la palabra de Dios en formas que tal vez nunca habías entendido.

Consejo 10) Coma el alimento espiritual antes de comer su alimento natural

“No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4).

A veces nos confundimos pensando que la comida para nuestros cuerpos físicos es más importante que la comida de la palabra de Dios para nuestros cuerpos espirituales. Por supuesto que moriríamos sin alimento físico, pero una muerte espiritual es mucho más devastadora y tiene consecuencias para toda la eternidad.

Para una mente decidida, el tiempo dedicado a encontrar el espíritu para el estudio de la Biblia no es tan difícil. Debemos protegernos de la actividad de nuestra cultura que desplaza la devoción intensa a las Escrituras. ¿No quieres conocer los pensamientos de Dios sobre tu vida? Todo lo que necesitas está ahí mismo, en tu mesita de noche, tu smartphone o tu iPad. Tomalo y aprende hoy a escuchar la voz de tu Padre.