Inicio » Articulos Cristianos » 10 Razones Por que El Ministerio No Es Para Los Débiles

10 Razones Por que El Ministerio No Es Para Los Débiles

Razones Para Saber Si Estás Llamado Al Ministerio Del Pastor

Lee esta lista y piensa en ella. Después de esto preguntate: ¿Aún quiero ser pastor? Si es así, entonces Dios probablemente lo ha llamado al ministerio.

Lea por favor: 2 Corintios 13:11-13

Las bendiciones del ministerio superan con creces los hechos innegables de las siguientes razones; sin embargo, el ministerio definitivamente no es fácil. No pierda su tiempo y dinero yendo al seminario o a la universidad para el entrenamiento pastoral si no está preparado para los aspectos negativos del ministerio que se mencionan a continuación.

También puede ver:

10 Cosas que Jesús dijo sobre La Homosexualidad En La Biblia

¿Cómo Trabajar En Tu Matrimonio Cristiano Según La Biblia?

5 Mitos Sobre La Depresión: Una perspectiva Bíblica

Además, recuerde siempre que Dios lo ha llamado a amar a Su iglesia, no solo a Su iglesia madura, sino también a Su iglesia inmadura. Además, un llamado al ministerio es un llamado a sudar y dar la sangre hasta el fin.

Si entras en el ministerio pastoral ten en cuenta que:

1. No le gustarás a todo el mundo.

2. Usted hará que la gente se enoje sin importar cuán santa sea su manera de comportarse; esto viene con la posición del llamado de Dios.

3. Algunas veces te sentirás como un fracasado, y cuando parece que tienes éxito, el fruto que se produce no puede ser acreditado a ti. Solo Dios da el crecimiento (1 Corintios 3:7). Por lo tanto, hay poco “sentido de realización en el ministerio” al que se pueda estar acostumbrado en otras vocaciones o profesiones seculares.

También puede ver:

10 Consejos que debe saber todo pastor cuando es invitado a predicar

¿Por qué Leer La Biblia Y Estudiar La Palabra de Dios?

¿Cómo Puede La Biblia Ayudarme Con Mi Estrés?

4. Lucharás contra el legalismo y el liberalismo, junto con la pereza, la ignorancia, la tradición y la oposición. Sin embargo, tu mayor enemigo será tu propio corazón (Jer. 17:9).

5. No todos responderán positivamente a su predicación, enseñanza o liderazgo. Con el mismo sermón harás llorar a la gente: a uno con alegría, y al otro con rabia (He sido testigo de esto).

El Ministerio No Es Para Los Débiles

6. Usted será criticado – rara vez en su cara y muchas veces a sus espaldas. Esta crítica vendrá de los que te aman, de los que obviamente no te quieren, y de los pastores y cristianos que apenas te conocen.

7. Usted pensará muchas veces en dejar el ministerio, incluso que no está capacitado para el mismo. Esto ocurrirá cada año o cada mes, es posible que sea semanalmente o incluso diariamente.

8. Serás perseguido por predicar la verdad, sobre todo por tus hermanos en las bancas. No debería sorprenderte ver tu propia sangre. Después de todo, usted es cristiano (Mat. 16:24).

También puede ver:

5 Razones Por Las Que No Deberías Predicar Los Sermones De Otros Pastores

El Gran Peligro Del “Conocimiento Bíblico” En Algunos

¿Cómo Revivir El Evangelismo En Su Iglesia Local?

¿Es Tu Liderazgo Como El de Moisés o Como El de Jesús?

9. Te sentirás muy solo de manera constante, sintiendo como si nadie te conociera de verdad o se preocupara por lo que sientes, porque no quieres incomodar a tu familia, y los compañeros de confianza son pocos y distantes entre sí. Debido al mito “supercristiano” acreditado a los pastores literalmente, usted encontrará extremadamente difícil revelar sus pensamientos y sentimientos profundos a otros. Así, usted luchará contra la soledad.

10. Probablemente pastoreará una iglesia pequeña e inmadura (si es que lo hace), que se opone al cambio, que no paga bien, que ha visto a pastores ir y venir, que no respeta la posición tan Bíblicamente como debería, que no entiende lo que la Biblia dice que es el trabajo de un pastor o de una iglesia, y que solo le seguirá cuando esté de acuerdo con usted (por lo tanto, en realidad solo se seguirán a sí mismos).

Después de entender estas razones reales, ¿quieres seguir siendo pastor? ¡Si es así, entonces Dios probablemente te ha llamado al ministerio!

Deja un comentario

20 Compartir
Comparte19
Tweet1
WhatsApp
Comparte