iglesias-corona-virus-cancelar-cultos
¿Deben las Iglesias Cristianas Cancelar Los Cultos Por Causa del Coronavirus?

¿Deben las Iglesias Cristianas Cancelar Los Cultos Por Causa del Coronavirus?

Es absolutamente prudente para una Iglesia renunciar al encuentro cara a cara – por amor a los hermanos y en beneficio de la sociedad.

Me parece que el pueblo de Dios todavía tiene mucho que madurar en la fe. Un problema como este (cancelar el servicio o no) debería ser uno de los más tranquilos y fáciles de resolver.

En primer lugar, debo informarle de que adorar al Señor no es una prerrogativa del “Templo”. La adoración de Jesucristo debe trascender las cuatro paredes – o algo está mal en la espiritualidad de la comunidad. Si dependemos de las reuniones públicas para que nuestra comunión con el Señor no muera, es un signo de que estamos espiritualmente discapacitados.

Sin embargo, mira: este es un momento en el que el valor de la congregación se medirá en los corazones. Porque lógicamente no es saludable para nadie sentirse muy cómodo no estando en comunión con otros hermanos debido a las precauciones relacionadas con la pandemia de Covid-19 o Coronavirus.

La espiritualidad cristiana se desarrolla en la lógica binaria [pero paradójica] “cuarto x templo”, donde crezco en la devoción a Cristo a través de los medios de gracia que se comparten en una relación vertical directa entre yo y el Dios Trino y en la relación horizontal directa entre yo, el Dios Trino y mis hermanos.

Ningún cristiano sano vive mucho tiempo sin Iglesia. Ningún cristiano sano muere por estar algún tiempo sin Iglesia.

Los matices de las peculiaridades de cada congregación no son tan esenciales como la necesidad de comprender que en tiempos de pandemia es absolutamente prudente que una Iglesia renuncie a los encuentros cara a cara -por amor a los hermanos y en beneficio de la sociedad- para mantener encendida la llama de los encuentros familiares (y virtuales).

La fe de nadie debe ser puesta a prueba por un virus (Coronavirus u otro). Creo que la mayor prueba de fe es permanecer en ella en tiempos de tribulación y sufrimiento.

Sin embargo, todavía conocemos contextos en los que se pueden calcular los riesgos, como es el caso de algunas iglesias que tienen un bajo volumen de aglomeración y que se encuentran en regiones en las que los casos de personas infectadas son todavía raros.

No creo que en este tipo de casos los líderes y los hermanos estén juzgando a Dios. Pero, debo alentarlos a reflexionar sobre si realmente sufrirán mucho daño si se preservan durante unas semanas para contribuir a las medidas de precaución del Ministerio de Salud de cada país.

Creo que donde hay mucho ruido, hay poca sabiduría. Necesitamos escuchar más y hablar menos en estos momentos y evitar acusarnos mutuamente de falta de fe o de responsabilidad hacia la sociedad. Todo lo que se trata con mansedumbre y sabiduría tiende a resolverse con éxito.

Es hora de orar, ya sea en casa o en la iglesia. Es un momento para confiar en Dios y seguir adelante con la vida normal, aunque con adaptaciones y lugares rutinarios. No es momento de dividir el Cuerpo de Cristo con discusiones sobre un asunto tan simple y puntual.

¿Cuéntame: Tu iglesia cancelará los cultos delante de esta pandemia? Deseo leer tus comentarios

4 COMENTARIOS

  1. Buenos días Dios les bendiga soy de Panamá bueno nuestro Pastor a mandado a hacer devocionales en nuestros hogares en cada casa se reunan los de casa lo q me parece muy sabio de su pate ya que asi oramos por lo que esta pasando del COVID-19 esa es la manera de reunirnos. Muchas gracias.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí