¿Cómo Puedo Conocer a Dios Según La Biblia?

¿Cómo Escuchar de Dios por Medio De La Palabra?

¿Cómo buscar a Dios cuando estás orando por algo importante? ¿Cómo reconoces si Dios está queriendo decirte algo?

A través de Su Palabra

¿Alguna vez te has preguntado: “¿Cómo puedo saber de Dios? ¿Cómo sabré que Dios me habla, diciéndome que haga o no haga algo? ¿Cómo puedo escuchar a Dios?”

La voz más clara y fuerte de Dios viene de la Palabra de Dios, la Biblia. La Escritura nos dice, “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas” (Hebreos 1:1). Dios habló a los profetas y eso significa que Dios es el autor del Antiguo Testamento.

Él nos habla a través de los profetas y los otros autores de la Escritura. Judas escribió: “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Judas 1:3).

Aparentemente, otros se habían olvidado y comenzaron a retorcer el evangelio en algo totalmente diferente, lo sabemos por esta advertencia: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia” (2 Timoteo 3:16).

Puede que lo que otros dicen no sea lo que Dios quiere decirte, pero la Escritura siempre nos dice lo que Dios quiere que oigamos, y podemos estar seguros, sabiendo “entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada” (2 Pedro 1:20).

La Escritura interpreta la Escritura, por lo que debemos reconocer que “porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2 Pedro 1:21). Si quieres oír de Dios, debes leer la Palabra de Dios.

La Biblia es Dios hablándote a ti y a mí. Es la más clara revelación que tenemos de la palabra de Dios, así que la Biblia es la mejor manera de escuchar a Dios.

A través de su Hijo

Hay tantas religiones con su propia interpretación que no puedo dirigirme a todos ellos, pero una cosa que sabemos es que “en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien también creó el mundo” (Hebreos 1:2).

¿Cómo ha hablado Dios por medio del Hijo de Dios?

Cuando se leen los evangelios, se leen las enseñanzas de Jesús, por lo que es la mejor manera de escuchar a Dios y de escuchar a Jesús. Es leyendo los evangelios que escuchamos de Dios y del Hijo de Dios y del Espíritu de Dios. Incluso en el Libro del Apocalipsis y en algunas otras cartas leemos sobre las enseñanzas de Jesús.

Recordemos, el Apóstol Pablo fue enseñado directamente por Jesús y no por el hombre o los apóstoles (Gálatas 1:12), por lo que desde que Pablo recibió sus enseñanzas directamente de Jesús, las cartas del Apóstol Pablo son también enseñanzas directas de Jesús para nosotros.

A través de su Espíritu

El Espíritu nos enseñará muchas cosas. Puede traer las Escrituras a nuestra mente cuando las necesitemos, o puede ayudarnos en otras circunstancias en las que sería prudente evitar algo. Él es Dios que nos habla y es Dios que vive en nosotros. El que vive en nosotros es infinitamente más grande que el que está en el mundo (Satanás).

Él es el Espíritu Santo que es Dios mismo morando en nosotros (1 Juan 4:4). El Espíritu Santo nos redarguye del pecado, convenciéndonos de él cuando pecamos, o ayudándonos a evitarlo por completo (Juan 16:8). Él nos enseñará todas las cosas que Jesús quiere que sepamos, por lo que es nuestro ayudador o abogado cuando lo necesitamos (Juan 14:6).

Dios nos habla a través de Su Palabra, la Biblia: Nos habla a través del Hijo de Dios y a través de los evangelios; y nos habla a través de Su Espíritu, llevando la Palabra de Dios y las palabras del Hijo de Dios a nuestros corazones. Todo esto nos dice mucho, para que no tengamos que vagar en la oscuridad, tratando de escuchar a Dios. No podemos decir, “No puedo oír a Dios” hasta que hayamos recibido el Espíritu de Dios, hayamos sido salvos por el Hijo de Dios, y leamos la Palabra de Dios. Por lo tanto, no hay excusa para no escuchar lo que Dios nos está diciendo.

A través de Otros

A veces podemos aprender por experiencia que esto no es lo que Dios quiere que hagamos, o que es exactamente lo que Dios quiere que hagamos. Dios habla a través de Su Palabra, a través de Su Hijo y a través de Su Espíritu, pero puede hablarnos a través de nuestras experiencias cristianas.

Si algo malo sucedió antes, podríamos tener la sabiduría de no repetirlo. El Espíritu podría decirnos, “¿Recuerdas la última vez?” También podemos escuchar a Dios a través del consejo de otros. No debemos olvidar que en la multitud de consejeros está la sabiduría (Prov 11:14).

Algunas personas pueden compartir contigo lo que Dios quiere que hagas o tal vez que sería una decisión tonta. La pregunta es, ¿estamos dispuestos a aceptar humildemente la corrección, o al menos a detenernos a pensarlo? Otros cristianos pueden haber pasado por experiencias similares a las nuestras, por lo que es beneficioso para nosotros escucharlos.

Dios usa su palabra y su Espíritu para llevarnos a su Hijo Jesucristo y para su gloria. Dios siempre debe ser glorificado (Salmo 115:1). No tenemos que buscar eso. Dios nos dice que desea que todos se salven (2 Pedro 3:8-10).

No necesitamos una revelación especial para saber lo que Dios quiere que escuchemos porque la voluntad de Dios se encuentra en su Palabra, pero si no estamos leyendo la Biblia, puede que nunca sepamos cuando Dios está tratando de hablarnos, lo que significa que tendremos problemas para escuchar a Dios correctamente.

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte