Inicio » Destino » ¿Qué Hacer Donde No Hay Esperanza Según La Biblia?

¿Qué Hacer Donde No Hay Esperanza Según La Biblia?

DONDE NO HAY ESPERANZA: EL PACTO ABRAHÁMICO

Estamos caminando en los pasos de Abraham rumbo a la Tierra Prometida mientras viajamos hacia nuestro destino divino. Como has aprendido, como verdadero creyente, eres hijo espiritual de Abraham y las promesas que le hizo Dios te llegan a ti a través de los siglos.

“Esto es: No los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes.” (Romanos 9:8).

Todo lo que necesitas para llegar a tu destino – espiritual, físico, mental, y económico – es proporcionado por el pacto Abrahámico. Aún así, hay pocos creyentes que lo comprenden ni reclaman estos geniales privilegios del pacto.

Estas bendiciones de Dios son tan grandiosas que llegan hasta áreas donde el hombre de hoy diría que es una locura tener siquiera esperanza. Abraham “…Él creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia.” (Romanos 4:18) El pacto Abrahámico te permitirá creer cuando no hay esperanza en lo natural:

-La bendición de Abraham llega hasta donde el doctor ha dicho, “No hay esperanza.”

-Llega hasta donde el banquero ha dicho, “No hay esperanza.”

-Llega hasta donde el abogado ha dicho, “No hay esperanza.”

-Llega hasta donde el consejero matrimonial ha dicho, “No hay esperanza”

Reclamar tu herencia bajo el pacto con Abraham reanudará tu esperanza y te dará una fe sobrenatural para perseverar y llegar a tu destino divino.

Cuando Abraham recibió este pacto poderoso, era tan tremendo que él se postró y adoro a Dios (Génesis 17:7).

La Biblia declara que Abraham Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido (Romanos 4:20-21).

Estas promesas son tan grandiosas que pueden hacerte dudar. Sin embargo, como Abraham, debes estar convencido de que lo estipulado en este pacto es para ti y que Dios tiene poder para realizar sus promesas en tu vida.

Por fe, debes convencerte de las extraordinarias promesas de Dios. Cada cláusula se realizó para que puedas alcanzar tu destino.

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte