Inicio » Destino » LA CIRCUNCISIÓN ESPIRITUAL EN LA BIBLIA

LA CIRCUNCISIÓN ESPIRITUAL EN LA BIBLIA

CIRCUNCISIÓN ESPIRITUAL SEGÚN LA BIBLIA

No puedes ser parte del pacto sin una relación personal con Dios. No se trata de “que” conoces sobre este pacto – sus términos y estipulaciones—sino a Quien conoces, que hará de estas bendiciones una realidad en tu vida. El pacto de Dios con Abraham fue basado en una relación. Se le llama a Abraham “el amigo de Dios”:

Así se cumplió la Escritura que dice: «Le creyó Abraham a Dios, y esto se le tomó en cuenta como justicia», y fue llamado amigo de Dios. (Santiago 2:23 NVI)

¿Cómo llegas a ser un amigo de Dios?

Aceptas a Jesucristo como tu Salvador y desarrollas una relación personal con Él por medio de la oración, alabanza y culto, la lectura de la Palabra de Dios y por hacer Su voluntad. Nunca cumplirás tu propósito en la vida – nunca llegarás a tu destino divino—hasta que vivas una relación de pacto con Dios.

Después de que Dios le diera las poderosas promesas de este pacto a Abraham, Él mandó que el acuerdo fuera confirmado por el derramamiento de sangre. Se le ordenó a Abraham a hacerse a sí mismo una circuncisión y a todos los varones de su casa. Esto fue una señal de la relación de pacto entre Dios y la nación de Israel (Génesis 17:10-14).

¿Qué representa la circuncisión para los creyentes de hoy?

Como un pueblo llamado y ordenado por Dios que desea vivir las cláusulas de Sus promesas, debemos de llevar las marcas del cambio en nuestras vidas. Como creyentes del Nuevo Testamento, ya no circuncidamos más la carne, sino estamos circuncidados en el corazón

Además, en él fueron circuncidados, no por mano humana sino con la circuncisión que consiste en despojarse del cuerpo pecaminoso. Esta circuncisión la efectuó Cristo. Ustedes la recibieron al ser sepultados con él en el bautismo.

En él también fueron resucitados mediante la fe en el poder de Dios, quien lo resucitó de entre los muertos. (Colosenses 2:11-12 NVI)

Nuestra circuncisión es espiritual, es del corazón no de la carne. No obstante, resulta en signos externos, como en los hombres de Israel que llevaban una evidencia visible de la circuncisión. ¿Son evidentes los signos de la circuncisión espiritual en tu vida?

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte