Inicio » Destino » La Mentalidad de Langosta (Grillos) En La Biblia

La Mentalidad de Langosta (Grillos) En La Biblia

LA MENTALIDAD DE LANGOSTA (GRILLO) EN LA BIBLIA

Ayer hablamos sobre como la incredulidad te impedirá que cumplas tu destino. Además de la incredulidad, hay otra poderosa fuerza espiritual que te excluirá de las promesas de Dios. Esa fuerza es el espíritu de temor.

Cuando Israel escuchó el reporte negativo de los espías, ellos desarrollaron una “mentalidad de langostas”(Grillos) la cual los mantenía fuera de la tierra prometida. Vieron al enemigo como un gigante y a ellos mismos como langostas (Grillos) y les daba miedo de entrar para reclamar sus posesiones legítimas (Números 13:33).

Una de las primeras cosas que Dios le dijo a Abraham al compartir lo estipulado en este pacto con él fue “No temas.” (Génesis 15:1). Dios sabía que estas promesas eran tan tremendas que Abraham podría tenerles miedo por su misma magnitud.

El temor es un espíritu que usa Satanás para atormentar, controlar, dominar, oprimir, y cegar al pueblo de Dios. Pablo le dijo a Timoteo, “Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2 Timoteo 1:7 RV1960).

Por miedo del temor e incredulidad, Israel desobedeció a Dios y no pudo tomar posesión de su herencia. Perdieron las promesas del pacto y regresaron a vagar por el desierto durante 40 años.

Muchos creyentes no se dan cuenta de que las promesas del pacto con Abraham les pertenecen. Sin saber lo que legalmente les corresponde, ellos han perdido los derechos y privilegios del pacto sólo porque no los reclamaban. Otros sí, conocen lo estipulado en el pacto, pero por incredulidad o temor, se niegan a reclamar sus derechos. Las dos formas de responder te excluirán de tu Tierra Prometida y abortarán el destino glorioso de Dios.

¿Y tú? Como los hijos de Israel, ¿has dejado de tomar posesión de tu herencia?

¿Alguna vez llegaste a la frontera de tu destino, sólo para regresar al desierto? ¡Ya no más!

Por medio de las revelaciones que estás recibiendo, estás aprendiendo lo que es tuyo legítimamente. Es hora que des un paso al otro lado de la frontera y reclames tu herencia en Cristo.

Observación: La palabra correcta para la traducción de “langostas” es: Saltamontes (grillos)

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte