bendiciones-del-pacto-abraham
LAS BENDICIONES DEL PACTO: VIDA ABUNDANTE

LA VIDA ABUNDANTE: BENDICIÓN DEL PACTO CON ABRAHAM

Las bendiciones que Dios concedió a Abraham, las cuales fueron transferidas a ti como su descendencia espiritual, te garantizan el poder para tener una vida abundante. Garantizan el poder para tener éxito, prosperidad, ser fructífero, sanidad, bendición y una larga vida.

Ahora bien, las promesas se le hicieron a Abraham y a su descendencia. La Escritura no dice: «y a los descendientes», como refiriéndose a muchos, sino: «y a tu descendencia», dando a entender uno solo, que es Cristo (Gálatas 3:16, NVI).

Si eres un creyente nacido de nuevo, entonces estas bendiciones son tuyas. Este punto es crucial para la comprensión de este pacto. Muchos creyentes viven muy por debajo de su herencia espiritual porque no entienden que este pacto les llega a ellos. No entienden sus cláusulas ni como recibir los beneficios. Esta falta de conocimiento ocasiona que muchos vivan vidas derrotadas y desesperadas. La palabra de Dios declara,pues por falta de conocimiento mi pueblo ha sido destruido…” (Oseas 4:6 NVI)

Las promesas de este pacto son tuyas, llegaron a ti de Dios por medio de Jesucristo. El pacto es confirmado en tu vida en la misma manera en que lo fue en la vida de Abraham…únicamente por Dios. Jesucristo caminó solo al Calvario y por el sacrificio de su sangre, pagó el precio por tu salvación y por los beneficios de este pacto.

Dios es el que nos mantiene firmes en Cristo, tanto a nosotros como a ustedes. Él nos ungió, nos selló como propiedad suya y puso su Espíritu en nuestro corazón como garantía de sus promesas (2 Corintios 1:21-22 NVI).

El cumplimiento de este pacto no depende de ti. Sólo depende de tu obediencia para aceptar y hacer caso a lo estipulado en el pacto. Debes de creer en Jesucristo y aceptarlo como tu Salvador para ser descendencia espiritual de Abraham.

¿Qué afirma entonces? «La palabra está cerca de ti; la tienes en la boca y en el corazón.» Ésta es la palabra de fe que predicamos: que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser justicia, pero con la boca se confiesa para ser salvo. (Romanos 10:8-10 NVI)

Las promesas de la alianza Abrahámica se consiguen por la gracia, a través de la fe,

Igual como su salvación: Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte.” (Efesios 2:8-9 NVI)

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí