Inicio » Destino » ¿Cómo Dios Te Ve? ¿Qué Dice La Biblia?

¿Cómo Dios Te Ve? ¿Qué Dice La Biblia?

¿CÓMO DIOS TE VE SEGÚN SU PALABRA?

En las Escrituras frecuentemente se hace referencia a Abraham, a Isaac, y a Jacob como los padres espirituales de la nación de Israel

Isaac, el hijo de Abraham, tuvo dos hijos gemelos, Esaú y Jacob. Mientras estaban estos niños en el vientre de su madre.

…Y los hijos luchaban dentro de ella; y dijo: Si es así, ¿para qué vivo yo? Y fue a consultar a Jehová;

23 y le respondió Jehová:
    Dos naciones hay en tu seno,
    Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas;
    El un pueblo será más fuerte que el otro pueblo,
    Y el mayor servirá al menor.. (Génesis 25:22-23 RV1960).

Desde antes de su nacimiento, el destino de Jacob fue determinado por Dios. Aunque fue el menor de los gemelos, fue escogido por Dios para recibir las bendiciones y privilegios que normalmente se reservan para el hijo mayor.

Desde el momento de su nacimiento, Jacob no entendía totalmente el destino que posaba sobre él. Aun durante el parto, Jacob intentó evitar que su hermano naciera primero agarrándole el talón. Unos años después, Jacob persuadió a Esaú a venderle su derecho natural por un plato de sopa. Más tarde, Jacob engañó a su padre para ganarle la bendición que correspondía al hijo mayor, su hermano Esaú (Génesis 25).

La vida de Jacob era una trama de circunstancias adversas, la mayoría de ellas propiciadas por él mismo. Era un embustero. Era un cobarde, siempre escapándose de sus problemas. Era un maestro manipulador. No parece ser un hombre con un destino divino, ¿verdad?

Pero Dios no veía a Jacob como era. Lo veía como un hombre quien daría inicio a las doce tribus de Israel. Dios no te ve tal como eres. Él no se escandaliza por tus fracasos y defectos. No te ve como atado de miedo y a la incredulidad. No te ve como débil en la fe.

Dios te ve de la misma forma que veía a Jacob. ´Te ve como alguien que será una persona de valor cuando estés compenetrado con Su poder, y obediente a Su Palabra. Muchos de los grandes hombres de la Biblia experimentaron fracasos: Moisés, David, Pedro y Juan Marco—y aun así Dios usaba a estos hombres como personas de destino.

¿Tú te ves como eres, ó te ves como Dios te ve? Quizás sea el momento para cambiar tu perspectiva y la visión de ti mismo. ¿No crees?

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte