deja-de-luchar-con-Dios-biblia-Jacob
Cristiano Deja de Luchar Contra Dios

DEJA DE LUCHAR: LA PELEA DE JACOB CONTRA DIOS

En Génesis 32:28, el ángel dijo a Jacob que ya tenía por lo que seguía luchando para obtener por medio de sus esfuerzos humanos. No necesitaba luchar para obtener el poder de Dios. Tenía el poder suficiente, ya que el Señor se lo había dado hace años.

Como Cristiano, Dios te ha dado Su poder para enfrentar cualquier reto de la vida. ¿Será que esta poder que Dios te dio para vencer cualquier problema o circunstancia permanece latente dentro de ti en espera de que la reconozcas y la actives?

¿Cuándo vas a dejar de luchar? ¿Cuándo vas a dejar de luchar para obtener el poder de Dios que te ayuda en enfrentar tus dificultades? ¿Cuándo vas a dejar de luchar con tu propia fuerza para avanzar espiritualmente en tu ministerio? Estas cosas no las recibes por luchar y pelear, sino por la fe en el poder de las promesas de Dios.

El problema de Jacob es que él no estaba aprovechando del don que había recibido por medio de las bendiciones del pacto con Dios. Lo que tuvo que hacer Jacob; es lo que la Iglesia de Jesucristo tiene que hacer; y lo que tienes que hacer tú, es darte cuenta del enorme poder que Dios ha depositado dentro de ti y empezar a actuar sobre esa verdad.

Por años, Jacob no se dio cuenta de la verdad de su posición en Dios. Él estaba a la altura del significado de su nombre—Jacob—un manipulador, un embustero, un pecador, y un hombre miedoso. Eso es lo que Jacob pensaba que él era y era la razón de su comportamiento, siempre huyendo, escondiéndose, siempre manipulando, y atormentado por el miedo.

El Ángel del Señor bien sabía con quién estaba luchando, entonces ¿por qué le preguntó a Jacob su nombre? Porque Jacob no se veía a sí mismo en Dios.

El Ángel del Señor le preguntó su nombre para que Jacob se viera obligado a contestar. El ángel dijo, ¿Cómo te llamas? Jacob le dijo, Jacob. El ángel dijo, No, te equivocas. Te llamas Israel.

Básicamente, el ángel le dijo, ¿Crees que tu nombre es Jacob? ¡Pues no lo es! Dios te ha cambiado el nombre de Jacob, que significa “engañador”, y te ha puesto el nombre de Israel— que significa que “el que lucha con Dios”. ¡Tienes poderes sobrenaturales y ni siquiera lo sabes! Vas huyendo, escondiéndote y manipulando a la gente—y durante todo ese tiempo, dentro de ti, tienes disponible el poder sobrenatural de Dios Todopoderoso a que recurrir.

Esta es la situación de muchos creyentes hoy en días. No se dan cuenta de quienes son en Cristo. No entienden el nombre por el cual se les llama: cristianos, miembros de la iglesia de Jesucristo. ¡Si te pudieras ver cómo eres visto por Dios!

Dios conoce a la persona que serás cuando aprendas usar Su poder que duerme dentro de ti, más no a la persona que eres ahora. Pero tienes que llegar al punto donde tú mismo puedes reconocer esta verdad.

Así que a partir de hoy, aléjate de eso de huir, esconderse y manipular. Dentro de ti mora el poder sobrenatural de Dios que te es suficiente para enfrentar cada circunstancia de la vida.

Si deseas ver el vídeo de este devocional está aquí:

Oración de la mañana: La Vida de Jacob, y deja de lucha contra Dios

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí