como-tomar-una-desicion-biblia-versiculos
¿Cómo Hacer Una Elección Según La Biblia?

HACIENDO UNA ELECCIÓN SEGÚN LA BIBLIA

Aproximadamente dieciséis meses después de que Dios liberara a Israel de la esclavitud de Egipto, Él los llevó a la frontera de la Tierra Prometida. Desde su campamento, los israelitas podían ver los cerros bonitos, los campos y los pastos de la tierra que Dios les había prometido como herencia.

¿Puedes imaginarte la emoción que llenó los corazones y las mentes del pueblo de Israel cuando ellos miraron fijadamente la tierra de Canaán? Detrás de ellos había años de esclavitud en Egipto—dolor, tristeza, capataces crueles, esclavitud, angustia, desánimo, y derrota. Su difícil viaje por el desierto se terminó.

Ante ellos estaba la tierra de promesa con todas las bendiciones del pacto – prosperidad, provisión, protección, y paz. Legalmente la tierra les pertenecía por medio del mandato de Dios, pero tener la promesa no era lo mismo como poseerla. La tierra era suya sin condiciones, pero poseerla fue condicional y con base en su obediencia.

Dios les dijo:”…Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.

Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.…” (Éxodo 19:5-6 RV1960).

Dios envió el Ángel del pacto ante ellos, con esta advertencia:

Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él.

Pero si en verdad oyeres su voz e hicieres todo lo que yo te dijere, seré enemigo de tus enemigos, y afligiré a los que te afligieren (Éxodo 23:21-22 RV1960).

Ahí, situado en Cades-Barnea en la frontera, Moisés dijo a los israelitas:

Habéis llegado al monte del amorreo, el cual Jehová nuestro Dios nos da. Mira, Jehová tu Dios te ha entregado la tierra; sube y toma posesión de ella, como Jehová el Dios de tus padres te ha dicho; no temas ni desmayes” (Deuteronomio 1:20-21 RV1960).

Dios los mandó a avanzar y que tomaran posesión de la tierra. Su destino estaba en sus propias manos. Ellos tenían una elección: obedecer a Dios y poseer la tierra, o desobedecer a Dios y perder su herencia y cosechar el castigo de su desobediencia. Tú también tienes una elección semejante. ¿Qué vas a elegir?

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí