cuales-son-los-deseos-de-tu-corazon-biblia-versiculos
TESOROS DE TU CORAZÓN SEGÚN LA BIBLIA

TESOROS DE TU CORAZÓN SEGÚN LA BIBLIA

El corazón se comunica con el cerebro y el resto del cuerpo por tres medios que han sido documentos por pruebas científicas: la vía neurológica (por medio de transmisiones de impulsos nerviosos), la vía bioquímica (por medio de hormonas y neurotransmisores) y la vía biofísica (por medio de ondas de presión). Además, evidencia científica creciente indica que el corazón pueda comunicarse con el cerebro y el cuerpo por campos electromagnéticos. Por medio de estos sistemas de comunicación biológica, el corazón tiene una influencia importante sobre la función de tu cerebro y tus sistemas corporales.

El corazón y la mente están intrincadamente asociados y por eso la Biblia dice que lo que hay en el corazón del hombre determina sus acciones y las palabras que salen de su boca. Si el corazón de un individuo está lleno de pensamientos negativos – – el odio, la ira, los celos, el miedo, la preocupación, el orgullo, la amargura, y los conflictos – – eso es exactamente lo que saldrá de su boca. Si su mente y corazón están llenos continuamente con pensamientos carnales y ansias lujuriosas, todo será manifestado en su hablar.

Por otra parte, si el corazón y la mente de un individuo están llenos de pensamientos positivos – pensamientos de fe, amor, alegría, paz—eso es lo que saldrá de su boca. Si sus deseos de él están centrados en Dios y en cumplir Su voluntad, entonces el individuo hablará con palabras llenas de fe.

Aunque una persona dice ser cristiano y tiene la apariencia por fuera de rectitud, si su corazón y mente no son puros, sus palabras lo reflejarán. Tanto la bendición como la maldición salen de su boca:

Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios.

De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.

¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga?

Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce (Santiago 3:9-12 Biblia RV1960).

Un corazón que está corrompido por la avaricia, los cellos, la ira, el orgullo, la amargura y por la falta de perdón no puede producir los frutos de palabras buenas y sanas. El corazón y la mente en primer lugar han de ser purificados y renovados por el Espíritu Santo. La poderosa y viviente Palabra de Dios es el buen tesoro almacenado en el corazón y en la mente del creyente. Jesús dijo, “…las palabras que les he dicho son espíritu y vida” (Juan 6:63 Biblia RV1960).

Cuando tu corazón y mente están saturados con la Palabra de Dios, entonces hablarás palabras puras, poderosas, y llenas de fe que son espíritu y vida para los que las oyen. Si los tesoros en tu corazón están llenos de lujuria, los deseos carnales, la avaricia, los celos, la ira, el orgullo, la amargura y falta de perdón—entonces de tu boca saldrán una locura de cosas malas.

Eres tú quien decides lo que saldrá de tu boca – – si será bueno o malo. Toma la decisión hoy que de tu boca sólo saldrán palabras llenas de fe. Los israelitas cometieron un error en sus corazones, luego ellos pecaron con sus bocas. Dios dijo:

Me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos (Hebreos 3:10 Biblia RV1960).

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí