La-palabra-de-Dios-en-tu-boca-biblia-versiculos
¿Cómo Tener La Palabra de Dios en Tu Boca? ¿Qué dice la Biblia?

LA PALABRA DE DIOS EN TU BOCA SEGÚN LA BIBLIA

La Palabra de Dios en tu boca está viva con el poder de Dios. Pablo dijo, Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón» (Hebreos 4:12 BIBLIA REINA VALERA).

Dios te está llevando a una nueva dimensión de autoridad en donde tus palabras, dichas con autoridad y basadas en las promesas de Dios, te permitirán enfrentar y conquistar exitosamente cada bastión del enemigo. Las Palabras de Dios en tu boca son vida. Cuando hablas las promesas de Dios con Su autoridad, estás dando vida sobrenatural a tus circunstancias.

Puede que estés enfrentando condiciones físicas serias como cardiopatía, cáncer, diabetes, o una dolorosa enfermedad crónica. Sin importar como te sientes físicamente, no caigas en la trampa de Satanás de hablar palabras negativas de temor, duda e incredulidad. No debes vivir con base en cómo te sientes. Debes de vivir por fe. En lugar de hablar constantemente sobre cómo te sientes y los reportes negativos del médico, empieza a hablar la Palabra según las promesas de Dios.

Habla las promesas de Dios que, Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados» (Isaías 53:5 BIBLIA REINA VALERA).

Puede que estés enfrentando problemas financieros que en lo natural parecen imposibles. Tal vez tengas muchas deudas y sin dinero para pagarlas. Tal vez pienses que jamás te librarás de las deudas, que no hay nada que puedes hacer en tus circunstancias y será mejor que te rindas.

¡Tienes una elección! ¡La muerte y la vida están en el poder de tu lengua! En vez de hablar palabras de temor, desánimo, pobreza y duda respeto a tus finanzas, empieza a declarar la Palabra de Dios que es eterna, todopoderosa, infalible, incontestable y firme, palabras como “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Filipenses 4:19 BIBLIA REINA VALERA).

Habla lo que prometió Dios. Reclama Sus promesas. Pasa tiempo en la presencia de Dios, en la espera de que Él te facilite la Palabra a tu espíritu. Después, habla la Palabra de Dios precisa a cada situación en tu vida, con el conocimiento de que será eficaz para satisfacer toda necesidad.

En tus circunstancias actuales, ¿estás hablando palabras con base en las promesas de Dios o palabras con base en lo que ves, sientes o piensas?

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí