las-demandas-del-ministerio-biblia-versiculos
Razones Y Consejos Importantes Para protegerte de las exigencias del ministerio

Razones Importantes Para proteger tu vida espiritual de las exigencias del ministerio

El ser pastor es un don de Dios y a su vez el trabajo más maravilloso que existe sobre la faz de la tierra. No hay dudas que para aquellos que somos llamados a este servicio nos llena de alegría y mucho gozo. Pero algunas veces si no tenemos el debido balance y equilibrio el ministerio pastoral puede ser peligroso para nuestra salud espiritual. Aunque verdades sean dichas no tiene por qué serlo.

A lo largo de ministerio he visto y conocido siervos maravillosos viviendo en la plenitud de su llamado, pero hay algunos pastores que viven en constante frustración, ira, depresión y agotamiento físico. Muchos han tirado la toalla y otros la tirarían si pudieran.

No importa el tamaño de tu iglesia, si está creciendo, paro de crecer, saludable, enferma, grande, pequeña, o cualquier otra medida, cuando el ministerio pastoral no se lleva correctamente puede desgastar nuestra salud espiritual y emocional.

Pero no tiene por qué ser así mientras vivamos según este principio esencial: los pastores saludables espiritualmente siempre realizarán su trabajo considerando tres elementos: El Espiritual, el emocional y el físico.

Muchos de los miembros de la iglesia se involucran poco en la obra espiritual. Así también muchos pastores tienen muy poca producción. Lo primero conduce a la pereza, lo segundo al agotamiento.

Aquí hay 11 consejos que ayudarán a un pastor a recibir de lo alto para igualar su rendimiento en la tierra:

Adora cuando no estás en la iglesia

Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren (Juan 4:23).

Cuando pastoreamos, siempre estamos en el «escenario» por así decirlo. Incluso si nos sentamos en la congregación durante el culto, estamos en modo de «pastor trabajando».

Cuando nos tomamos el tiempo para adorar fuera de la iglesia, nos recordamos que se trata de poner a Dios primero, no a nuestra iglesia.

«Danzar cuando nadie está mirando» habla del despojarse a un gozo sin interés. «Adorar cuando nadie está mirando» es una poderosa arma pastoral.

Ora cuando estés solo

Más tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público (Mateo 6:6).

La verdadera adoración está dirigida a Jesús. La verdadera oración es un diálogo sincero con Jesús.

La adoración es celebrar a Cristo. La oración es tener una conversación no un monólogo con él. Nuestra relación con Jesús necesita de ambos componentes diarios.

Lee la Biblia sin buscar material para el sermón del domingo

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales (Colosenses 3:16).

Si la adoración apunta a Jesús y la oración es una conversación con Jesús, la lectura de la Biblia es como escuchar a Jesús.

Demasiados pastores usan la Biblia solo exclusivamente como fuente para sus sermones. Cuando hacemos eso, no nos alimenta, nos vacía. Necesitamos dejar que la lectura de la Biblia nos llene, nos anime, nos desafíe y nos estimule nuevamente.

Trabaja en tu matrimonio de la misma forma como trabajas en tu iglesia o ministerio

Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra (Efesios 5:25-26).

Demasiados pastores viven como compañeros de habitación con cónyuges e hijos frustrados y cada vez más molestos. Están enfadados porque se les ha puesto en un lejano segundo plano en la iglesia. Y esa ira se está derramando sobre su relación con Jesús.

La verdad es que nuestra familia debería ser nuestra segunda prioridad. Nunca he visto a la familia de un pastor arruinada por el pastor poner a Cristo en primer lugar. Mientras la familia esté en segundo lugar. Y la iglesia esté en tercer lugar.

Desarrolla amistades fuera de tu iglesia o tu círculo de acción

Hierro con hierro se aguza; Y así el hombre aguza el rostro de su amigo (Proverbios 27:17).

Todos necesitamos personas que nos animen cuando estamos tristes, que se rían con nosotros cuando estemos alegres y que nos llamen cuando hagamos algo tonto.

Necesitamos personas que se sientan más cómodas abrazándonos que dándonos la mano, y que nunca soñarían con llamarnos «pastor» porque nos conocen demasiado bien para eso.

Tómete días libres frecuentemente

Porque en cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día (Hebreos 4:4).

A eso se llama Sabbat. Y no es una sugerencia. Muchos de los hombres de Dios que conozco lo hacen, y ha sido muy beneficioso para su ministerio y su familia.

Recuerdo que el pastor John Piper hizo esto hace algunos años. Él se desconectó del ministerio y se fue con su familia para una cabaña para buscar a Dios. Ahora claro estamos hablando de un pastor «pop start». Él no se preocupa por lo que tú y yo nos preocupamos como pastores. Pero tal vez tú y yo podemos hacerlo diferente por un tiempo menor, para descansar y buscar a Dios.

Encuentra un pasatiempo agradable y físicamente útil

Haced todo para la gloria de Dios. Todo me es lícito, pero no todo convienetodo me es lícito, pero no todo edifica (1 Corintios 10:23).

En nuestros sábados, necesitamos hacer alguna actividad física. Practicar un deporte, dedicarnos a la jardinería, ir de excursión (Entiendo que por la pandemia está limitado). Lo que sea que funcione para ti.

La mayoría de los pastores cuidan mejor del local de sus iglesias que sus propios cuerpos, aunque nuestra teología nos dice que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo. Una de las grandes maneras en que honramos a Dios es tratando nuestros cuerpos como los templos que realmente son.

Además de la salud, la participación en actividades físicas nos permite salir de nuestras cabezas. Algo maravilloso sucede cuando nos involucramos tanto en un esfuerzo físico y dejamos de pensar en esto por un tiempo. Luego, cuando volvemos a pensar en el trabajo anterior, pensamos más claramente.

Comprende los ritmos y los tiempos de tu vida

Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos (Efesios 5:16).

Todos tenemos momentos del día, de la semana, del mes y del año en los que trabajamos mejor. Y otros en los que no nos va nada bien. También tenemos momentos en los que somos más creativos. O más distraídos.

A medida que maduramos, necesitamos entender cómo funcionan nuestros cuerpos y mentes. Mucho del agotamiento ocurre porque estamos trabajando cuando deberíamos estar descansando, organizando cuando deberíamos estar creando, reuniéndonos con otros cuando deberíamos estar tranquilos y solos, y así sucesivamente.

¿Eres introvertido o extrovertido? ¿Cooperativo o competitivo? ¿Creativo o administrativo? Si no lo sabes, averígualo. Tenemos que prestar atención a la forma en que Dios nos creó y utilizar esos ritmos de vida para una mayor eficacia.

Duerme más (¡Por favor!)

Según los estudios más recientes, las personas muy motivadas no duermen tanto como necesitan hacerlo. Los pastores no son una excepción a esto.

Ríete y gózate más. La alegría está subestimada en la vida de la mayoría de los pastores.

Escucha más atentamente

Oirá el sabio, y aumentará el saber, Y el entendido adquirirá consejo (Proverbios 1:5).

Es fácil, sobre todo después de haber pasado varios años en el ministerio pastoral, quedarse en el modo de maestro y olvidar cómo ser un estudiante. No olvides que siempre hay más que aprender. De libros y blogs, de mentores espirituales, de nuestros amigos y más personas.

Aprender cosas nuevas, especialmente de fuentes nuevas e inesperadas, es una de las mejores maneras de mantenerse fresco. En el corazón, la mente y el espíritu.

10 COMENTARIOS

  1. Alexandra, intentamos tener balance y equilibrio en lo que publicamos. Pero sin lugar a duda son temas interesantes para tratar y claramente no son de hoy. Moisés tuvo problemas con el pueblo, la murmuración y la incredulidad eran signos evidentes y continúan siéndolos hoy. Como dije aveces caemos en el activismo religioso e invertimos las prioridades de Dios para nuestro hogar. Esteremos publicando más cosas acerca de la familia pastoral, así que mantente expectante. Un abrazo y muchas bendiciones.

  2. Ángel, Dios es bueno con nosotros y de lo que recibimos damos a los demás. Quisiéramos hacer más, pero por el momento necesitamos ayuda.Así que oramos a Dios por su provisión. ¡Muchas gracias por comentar y bendiciones!

  3. Gracias Pastor por estos consejos que son una gran enseñanza para cada uno de nosotros. Dios le bendiga muchísimo. Dios le siga ayudando cada día.
    Bendiciones.

  4. Buenas noches pastor Carlos la gracia y paz de Nuestro Señor Jesús more en todo tiempo en usted, doy gracias Dios por su vida, porque lo usa para bendecirnos con sus mensajes que nos llevan a reflexionar y así poder desarrollar mejor nuestras vidas delante del Señor…. Nuestro Padre Eterno siga bendiciendo su vida, su familia y su misterio…. Shalom

  5. Alicia, estos consejos no solo son para pastores sino también para todo aquel que sirve de alguna y otra forma en el ministerio. Me alegra mucho que te haya ayudado. Agradezco tu comentario. ¡Mil bendiciones!

  6. Gracias Pastor.
    Creo que los consejos también son para los ujieres, pues en ocasiones es tan demandante el trabajo que nuestra vida se vuelve aplastante y quisiera huir de la iglesia y viene la frustración y el desgano. No es malo, entonces, alejarme por un día para realizar carpintería, por ejemplo, que es lo que me gusta mucho.
    Dios le bendiga y siga fluyendo en usted el Espíritu Santo.

  7. DIOS le Bendiga y le Guarde pastor Carlos muy sabios consejos Gracias..?

  8. Muy buen tema y son realidades de la familia pastoral.. Pero también quisiera que hablen hacerca de las esposas de los pastores que llevan cargas muy pesadas en sus hombros… Ya que es poder entender a su esposo como esposo y pastor,entender a los hijos como hijos y como hijos de pastores y motivarlos y abrazarlos cuando saben que los fieles no están de cuerdo con muchas cosas que ha veces.tiene que lidiar un Pastor.. Es una batalla y lucha en el cada día ya que en ocaciones las esposas de pastores no encuentran su lugar en el ministerio.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí