Quienes-son-tus-verdaderos-enemigos-biblia-versiculos
¿Quiénes Son Tus Verdaderos Enemigos Según La Biblia?

TUS VERDADEROS ENEMIGOS: LLEGANDO A LA VERDADERA CAUSA

Las batallas que pasas nunca serán contra tus familiares, tu esposa, esposo, jefe, compañeros de labores u, otra persona. Tampoco estas batallas son contra enfermedades como el cáncer, la presión arterial, diabetes, o problemas del corazón. Este tipo de batallas menos tienen que ver con tus finanzas o problemas en tu trabajo.

Orando a Dios siempre iras más allá de las apariencias y verás la verdadera causa de lo que sucede. Existe un mundo espiritual en el cual se encuentra el verdadero enemigo, los espíritus inmundos trabajan para afectar tus circunstancias.

La guerra espiritual no es una novela de ciencia ficción. ¡Es una verdad! Tal vez nuestros ojos físicos no puedan verla, pero esta guerra que luchas con el diablo es tan real como las verdaderas que ocurren en la tierra. Tus batallas son igual de reales como las que se luchan con aviones, tanques, armas y misiles. Esas batallas son igual de verdaderas como las que luchó y ganó Israel en la tierra de Cannán.

Los ataques de satanás se hacen evidentes porque puedes ver sus efectos cuando ataca tus finanzas, familia, cuerpo, y diferentes situaciones en tu vida. Puedes ver más efectos de estos ataques en familiares atados en las drogas, hijos en rebeldía, esposos infieles, etc. Seguirás viviendo en derrota si no llegas a reconocer donde se llevan a cabo estos ataques del diablo.

La Biblia dice que nuestra lucha no está sucediendo en el mundo natural y su en el espiritual. Debes ir directamente a la raíz del problema para enfrentarte a las causas verdaderas. Alguien dijo que para matar el fruto debe acabar con la raíz primero. Si no deseas la falta de perdón, el enojo y la amargura debes enfrentar las verdaderas razones que moran en tu corazón.

La lucha contra satanás y sus demonios debe ser peleada y ganada en el verdadero campo de batalla. Este campo es tu interior, tu mente y corazón, allí donde salen los buenos y malos pensamientos. Tus palabras siempre serán determinadas por lo que hay en tu corazón. Una música muy conocida dice: ¡Porque es en el corazón donde comienzan las guerras! ¡Porque es en el corazón donde se construyen los planes de ataque! Por esto es importante identificar la raíz para acabar con el fruto.

Hay 2 preguntas que debes hacerte: ¿Qué tengo dentro de mi corazón?, y ¿Qué hay en lo más íntimo de mi ser? Deja que Dios mire en tu corazón y pídele que te muestre que hay en su interior. Es tiempo de que identifiques las causas y les pongas un alto. Solo así lo malo que ves fuera será eliminado. Te dejo que con esta reflexión: ¡Corta la raíz y morirá el fruto!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí