Como-amar-a-Dios-con-todas-tus-fuerzas-biblia-versiculos
¿Qué Dice La Biblia Sobre El Amar a Dios Con Todas Las Fuerzas?

¿Qué Dice La Biblia Sobre El Amar a Dios Con Todas Las Fuerzas?

«Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres» Colosenses 3:23 (Biblia Reina Valera 1960).

Cuando le preguntaron a Jesús cuál era el más grande mandamiento él dijo: «Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento» (Marcos 12:30 Biblia Reina Valera).

Dios desea que todos nosotros maduremos en cada área de nuestra vida física y espiritual, él desea que tu corazón crezca, tu alma y tu mente sean fuertes, y que tus fuerzas tengan el foco correcto. Pero él sabe que cada persona tiende a ser más fuerte en una área de su vida y descuida las demás.

En otras palabras Dios te creo y te formo para que seas un declarador de promesas que salen de tu corazón, una persona más sensible a través de tu alma, una persona que piensa correctamente con su mente, y un hacedor de la palabra con todas tus fuerzas.

Es impresionante lo que podemos aprender solo en este versículo en la palabra de Dios, pero hoy nos vamos a concentrar en amar a Dios con todas tus fuerzas.

En cierto sentido los hacedores aman a Dios con su fuerza. Ellos son muy activos y con mucha energía: Ellos son los que logran las cosas, los que realizan, los que trabajan duro. Este tipo de personas son los que impulsan y hacer que las cosas acontezcan de una manera simple y práctica.

¿Cuál es el sentido y el propósito de estos hacedores en el mundo?

Los hacedores están en la tierra porque el mundo necesita de realizaciones, y los hacedores hacen este trabajo muy bien. Ellos tienen muchas cualidades para esta tarea, ellos tienen iniciativa, acción, energía, ganas de realizar los cosas. Dicho de otra forma, muchas veces este tipo de hermanos son como las manos y los pies de Jesús en la tierra.

Sabemos que no todos somos iguales, es más todos fallamos y tenemos defectos. El mayor defecto de los hacedores, es el exceso de trabajo. Ellos siempre están trabajando, les cuesta mucho parar, pensar o sentir. Ellos siempre están ocupados.

El Salmo 127:2 dice: «En vano madrugan ustedes, y se acuestan muy tarde, para comer un pan de fatigas, porque Dios concede el sueño a sus amados».

Si lees este escrito y eres del grupo de los hacedores, este sería un excelente versículo para ponerlo en un cuadro en tu cuarto. El deseo de Dios es que a los que ama, tengan un descanso correcto.

No debemos olvidar que cuando llegamos a los pies de Jesús, nuestro pasado es perdonado, y es en ese momento que tienes un sentido de vida y un hogar en el cielo. Así mismo debemos entender que hay cosas que no cambian al instante cuando llegamos a Cristo y toman tiempo en mudar.

La personalidad de un hacedor no cambia cuando viene al encuentro con Dios. Lo que cambia es la dirección a donde iba. Así que la verdad es que Dios quiere capacitarte. Ten presente que tu personalidad viene también de Dios.

Colosenses 3:23 da un consejo valioso para los hacedores: «Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres» (Biblia Reina Valera).

Si Dios te llamo y te hizo un hacedor, entonces desea usarte para levantar cosas para su gloria en este mundo. Recuerda: No eres llamado hacerlo todo y mucho menos solo. Otra clave es entender que nunca debes hacer la obra en tus propias fuerzas.

Hay veces en que está bien hacer menos de lo que estamos acostumbrados, esto no significa hacer menos para Dios. En oportunidades hay hacer que menos en algo, para tener más tiempo para realizar lo que es fundamental.

1 COMENTARIO

  1. Necesitamos si no lo somos aún, ser hacedores de la bendita palabra de Dios y amarlo a Él por sobre todas las cosas…

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí