Como-encontrar-lugares-para-predicar-sin-robar-el-pulpito-del-pastor-biblia-versiculos
¿Cómo Encontrar Lugares Para Predicar Sin Robar El Pulpito del Pastor?

Encuentre lugares para predicar el evangelio sin robar el pulpito del hombre de Dios

En muchas iglesias, no hay reales oportunidades para predicar para todos los miembros y ministros no remunerados. Entonces ¿Qué puedo hacer para mudar esta situación? ¿Cómo puedo hacer que mi servicio crezca?

Muchos candidatos a predicadores están en un puesto de ministro asociado o asistente. Algunos son pagados por esto y muchos no.

La mayoría son considerados ministros por su denominación, mientras que otros son considerados laicos. Cualquiera sea el caso, estas personas han sentido el llamado al ministerio que a menudo incluye el llamado a predicar. Pero, en muchas iglesias no hay muchas oportunidades de predicar para todos los miembros y ministros no remunerados.

Algunos pastores principales trabajan para dar oportunidades a estos miembros, mientras que otros pastores principales simplemente ignoran el tema. También he encontrado que muchas personas querían más ayuda para ellos de parte del ministerio. Oro para que este escrito ayude a todos estos benditos hermanos que se encuentran en esta situación.

La falta de predicación de la Palabra puede causar frustración

El problema es que las personas que sienten un llamado a predicar y no se les da la oportunidad de hacerlo, a menudo causan problemas dentro de la congregación. A veces empiezan a pelear con otros líderes, deseando tener oportunidades para predicar. A veces cada vez que están en el púlpito lo convierten en un momento de predicación. Leen las escrituras y las convierten en un sermón. Anuncian el himno, y es un sermón. Sí, quien siente el llamado a predicar y nunca consigue que salga a ese llamado se sentirá frustrado y a menudo se desquitará con la congregación, el pastor o con los demás líderes de la iglesia.

Papel de apoyo en la iglesia y Papel de líder fuera de la iglesia

Hace un tiempo conversé con un miembro sobre este mismo problema. Este miembro me dijo que nosotros que estamos el ministerio como asociados debemos reconocer ante todo que nuestro papel es de apoyo. Apoyar al pastor principal. Apoyar el servicio de adoración. Apoyar a la congregación. Nuestro papel en la iglesia es «tapar los huecos». Puede que no prediques más que una o dos veces al año en la iglesia, pero debes saber que tu papel en la iglesia es «apoyar».

Pero para tener éxito en ese papel de apoyo, debes permitir que el Espíritu Santo te ayude a encontrar tu ministerio específico que puedas liderar. Este ministerio será más que probable fuera de las paredes de la iglesia, pero no tiene que serlo. Los miembros de apoyo exitosos han encontrado que el ministerio en los acilos de ancianos puede ser una salida válida y poderosa para sus dones. Hay muchos de nuestros ancianos que no tienen a nadie que los visite y no tienen forma de llegar a la iglesia. Tal vez tú puedas llevarles la iglesia.

Otro ministerio importante es el de las cárceles o prisiones. Hay infinidad de presos que han venido al Señor como resultado de que alguien los llevó a la iglesia. Como miembro asociado, ya sea que te paguen o no, en muchos casos puedes ser un ministro ordenado. Esa posición abre puertas de servicio. La gente necesita escuchar la Palabra de verdad incluso fuera de las paredes de la iglesia.

¿Ha pensado en trabajar en una misión fuera de la ciudad? Muchas misiones tienen servicios de adoración que necesitan predicadores. Aquellos que se encuentran en tales situaciones realmente necesitan escuchar la Palabra. Puedo recordar que cuando prediqué constantemente en una misión fuera de la ciudad transformó totalmente mi predicación de manera muy positiva.

¿Qué hay del ministerio de las publicaciones? ¿Tienes un libro por escribir? ¿Puedes ayudar al pueblo de Dios predicando la Palabra en forma de libro? Si Dios te ha llamado a difundir la Palabra, tal vez puedas difundirla a través de la «página impresa». Recuerda que los libros pueden llegar a donde no podrías llegar de otra manera.

Sería negligente si no agregara aquí el ministerio en la Internet. Hay muchos ministros que utilizan Internet para difundir una palabra de esperanza. Recibo correos electrónicos de personas que envían un pensamiento a través del correo electrónico. Soy amigo de Facebook de personas que utilizan sus actualizaciones de estado para hablar del amor de Dios. Twitter, Facebook, Tumblr, WhatsApp, Telegram, blogs, etc. Todas son oportunidades para aquellos que han sido llamados.

De hecho, tengo un amigo ministro que comenzó un programa de radio local donde él vive. Busco patrocinadores y ahora «predica» por las ondas de radio cada semana. No esperó por un permiso o una asignación, sino que simplemente salió y Dios lo bendijo.

Es claro decir que estas no son las únicas oportunidades de ministerio. Así, lo que encontrarás es que cuando estás haciendo bien el trabajo de Dios fuera de la iglesia, más oportunidades de servicio dentro de la iglesia se materializarán. Querido ministro asociado o no, ve y haz el trabajo que Dios te ha llamado a hacer y mira cómo Dios abre más puertas.

Sé una luz de bendición allí donde estás

Por último, dondequiera que estés, sé una luz de bendición. Trabaja porque alguien necesita esperanza. Alguien necesita la luz de la verdad. Alguien necesita saber que alguien se preocupa. Predica a tus familiares; permite que Dios hable a través de tus palabras de consuelo, esperanza y poder. Deja que la gente sepa que eres un ministro por tu confianza en Dios y en la verdad.

Si has sido llamado a predicar una o dos veces al año en tu iglesia, cumple con tu obligación. No permitas que la amargura te invada. No importa si tu pastor te abra la puerta o no, busca una salida para tu labor ministerial. Dios te bendecirá, y el mundo será edificado.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí