6-ilustraciones-por-el-dia-de-la-madre-biblia-versiculos
¿Cuáles Son Las mejores Ilustraciones o Historias Para Contar En Tu Sermón del Día de la Madre?

¿Cuáles Son Las mejores Ilustraciones o Historias Para Contar En Tu Sermón del Día de la Madre?

No olvide esto: ¡Su sermón Para El Día de la Madre es muy importante!

Este sermón no solo es importante para las madres que asisten a su congregación, sino también para el resto de la iglesia. Las personas que vienen por primera vez, los creyentes maduros e incluso los niños pequeños necesitan oírle honrar a las madres y destacar las características divinas de estas mujeres especiales.

Comience su sermón o predica con un poco de humor, una anécdota inteligente o incluso una ilustración conmovedora.

Deseo dejarte hoy una recopilación con las 6 mejores ilustraciones de sermones para el Día de la Madre, ¿estás preparado? Entonces comencemos:

Los Brazos De Una Madre

Había una adolescente que no quería ser vista en público con su madre, esto porque los brazos de su madre eran terriblemente marcados con cicatrices por todo lugar.

Un día, cuando su madre la llevó de compras y le tendió la mano, una trabajadora del mercado puso una cara de horror. Más tarde, llorando, la niña le contó lo avergonzada que estaba. Comprensiblemente dolida, la madre esperó una hora antes de ir a la habitación de su hija para contarle, por primera vez, lo sucedido.

Su madre le conto lo siguiente:

Cuando eras un bebé, me desperté con la casa quemándose. Tu habitación era un infierno. Las llamas estaban por todas partes. Podía haber salido por la puerta principal, pero decidí que prefería morir contigo a dejarte morir sola. Corrí a través del fuego y te rodeé con mis brazos. Luego volví a atravesar las llamas, con mis brazos en llamas. Cuando salí al césped, el dolor era agonizante, pero cuando te miré, lo único que pude hacer fue alegrarme de que las llamas no te hubieran tocado.

Aturdida, la niña miró a su madre con otros ojos. Llorando de vergüenza y gratitud, besó las manos y los brazos estropeados de su madre.

La Máxima Recompensa

«La maternidad es la máxima recompensa y el máximo sacrificio, todo en el mismo momento»

Laurel Biever, consejera

10 Cosas Excelentes Que Las Madres Hacen Por Sus Hijos

Las madres rara vez se niegan a llevar a sus hijos al hospital de emergencia.
Mamá entiende que no estás preparado para dejar de chuparte el dedo.
No es trampa si te ayuda a escribir tu trabajo.
Mamá entiende que no puedes dejar tu mantita… todavía.
Solo tu mamá puede organizar todas tus medias correctamente.
María debió ser una gran madre para Jesús.
Cuando te hayas mudado, mamá te enviará recortes de periódico sobre tus amigos que se quedaron en casa.
Mamá todavía usa ese porta cucharas que hiciste en la clase de cerámica.
Mamá estuvo sin un nuevo abrigo de invierno durante once años y no se quejó.
A mamá le importa, realmente le importa, si te limpias los pies antes de entrar.

Una Carrera Muy Noble

No hay carrera más noble que la de la maternidad en su máxima expresión.

No hay posibilidades mayores y en ningún otro ámbito el fracaso conlleva penas más graves. Intentar esta tarea sin preparación y sin formación es trágico, y sus resultados afectan a las generaciones venideras. Por otra parte, no hay lugar más alto a la que puede llegar la humanidad que la que ocupa una madre entregada a Jesús, inspirada por el cielo y de mucha oración.

Usted No conoce A Mi Madre

Un profesor le hizo esta pregunta a un niño…

«Supón que tu madre hornea un pastel y sois siete en casa: tus padres y cinco hijos. ¿Qué parte del pastel te tocaría a ti?»

«Un sexto», respondió el niño.

«Me temo que no sabes sobre lo que significan las fracciones», dijo el profesor. «Recuerda que son siete».

«Sí, profesor», dijo el niño, «pero usted no conoce a mi madre. Mamá diría que no quiere pastel.

Lo Que Me Enseñó Mi Madre

Mi madre me enseñó RELIGIÓN: Cuando derramé zumo de uva en la alfombra, me instruyó: «Será mejor que ores para que la mancha salga de la alfombra».

Mi madre me enseñó LÓGICA: De sus palabras decisivas: «Porque lo digo yo, por eso».

Mi madre me enseñó la PREVISIÓN: «Asegúrate de llevar ropa interior limpia, por si tienes un accidente».

Mi madre me enseñó la IRONÍA: «Sigue riendo y te daré algo para llorar».

Mi madre me enseñó lo que es la FUERZA: «Te quedarás ahí sentado hasta que termines las espinacas».

Mi madre me enseñó sobre el TIEMPO: «Parece que un tornado ha pasado por tu habitación».

Mi madre me enseñó EL CÍRCULO DE LA VIDA: «Yo te traje a este mundo, y puedo sacarte de el».

Mi madre me enseñó sobre EL TEATRO: «¡Deja de actuar como tu padre!».

Mi madre me enseñó sobre la ENVIDIA: «¡Hay millones de niños menos afortunados en este mundo que no tienen una mamá maravillosa como tú!».

¡Muchas Gracias mamá y Feliz día!

4 COMENTARIOS

  1. Manuela me alegra que le haya servido. Mi madre también partió para estar con el Señor, así que entiendo perfectamente su escrito. Muchas gracias por comentar y leernos a diario. ¡Mil Bendiciones!

  2. Muchas de las frases que usted escribe en este devocional pastor Carlos, me hicieron recordar a mi madre y a mi misma con mi hija. Gracias por por todo lo que allí comparte sobre las madres…bendiciones y feliz día para todas nosotras

  3. Las palabras que usted tiene a bien compartir son una bendición. Muchas gracias por incluirme en su lista de destinatarios. Bendiciones

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí