25-verdades-que-un-predicador-necesita-saber-combatir-enemigo-biblia
25 Verdades Que Un Pastor Necesita Saber Para Combatir Las Mentiras del Enemigo

Verdades Bíblicas Para Un Pastor Recordar Y Pelear Con Las Fuerzas Del Mal

2 Timoteo 3:1-4:5

También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.

Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,

sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,

traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,

que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias.

Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.

Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe.

Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos.

10 Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia,

11 persecuciones, padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquía, en Iconio, en Listra; persecuciones que he sufrido, y de todas me ha librado el Señor.

12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;

13 mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados.

14 Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido;

15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

Predica la palabra

 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,

que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,

y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

Me encanta el orden, pero algunas veces debido a mis responsabilidades confieso que no soy muy ordenado con las cosas de casa. Quiero decir que no soy el pastor perfecto y tengo mis defectos. Creo que el mayor de todos es creerme las mentiras (no todas claro) rápidamente.

Hay principios Bíblicos que debemos tener siempre presentes y entender que hay leyes que no se pueden cambiar. Por ejemplo, la Biblia dice que, como el hombre piensa en su corazón, así es él. En otras palabras, como pienso actuó. Esto quiere decir que lo que creo me traerá recompensas y consecuencias. En resumen, a lo largo de la vida seré el resultado de lo que creo.

Cuando me equivoco y peco, casi siempre es porque he creído alguna mentira. Aquí algunos ejemplos de lo que digo:

a. Solo lo haré una vez.

b. Nadie lo sabe, a nadie le importa.

c. Todo el mundo lo hace.

d. Yo soy así.

e. He ido demasiado lejos y ya no hay vuelta atrás.

f. Nadie podría amarme de verdad.

¿Has Escuchado Alguna de Estas Mentiras?

Estas mentiras pueden ser palabras del enemigo lanzadas a tu mente o canciones que hemos aprendido por accidente, y son destructivos. Es necesario aprender que dependemos de la verdad de Dios, de día, de tarde y noche. Creo que la Biblia es la palabra de Dios y la única fuente de verdad. Así que uso los planes de lectura y devocionales diarios para ayudarme a asimilarla cada día. Aunque no necesito solo esto, ahora por favor no me malinterprete, no quiero decir que la palabra de Dios no es suficiente. Tengo que entender que necesito practicar la palabra en una vivencia de vida que sea significativa para todo mi ser, espíritu, alma y cuerpo.

En las luchas y batallas que tengo a diario, hay verdades Bíblicas que necesito siempre recordar. Es posible que estas verdades sean un poco diferentes para ti, pero son principios de vida a los cuales me agarro todos los días.

Aquí Las 25 Verdades Bíblicas Que Necesito Saber Para Enfrentar Al Enemigo

La verdad sobre mí y Dios

1) Yo no soy Dios. Soy dependiente de Él y estoy indefenso sin su protección.

2) Dios me ama y mostró su amor por mí al enviar a Jesús a morar en la cruz del Calvario.

3) El amor de Dios es incondicional y tengo valor para él. Sin importar lo que hago o quien soy, Él me ama.

4) El poder de resurrección de Cristo está en mí, así que siempre tengo la victoria contra el enemigo.

5) El Espíritu de Dios desea realizar su obra completa en mí y llevarme a su plan divino. Yo debo sujetarme a su voluntad en cada cosa que haga.

La verdad sobre mí

6) No puedo controlar las circunstancias, pero estoy en total control de como respondo ante ellas. No debo culpar a nadie.

7) Soy responsable de todas mis acciones, actitudes y comportamientos. No debo culpar a nadie.

8) Soy capaz de realizar cualquier cosa a la que Dios me haya llamado.

9) Mi defecto es estar a la defensiva y poner excusas, las cuales fluyen del orgullo y muchas veces de la inseguridad.

10) Siempre, siempre puedo escoger algo mejor.

La verdad sobre mí y mi familia

11) Mi esposa es un maravilloso regalo de Dios y merece mi atención, mi cuidado, mi protección y todo mi amor.

12) Mi esposa fue dada por Dios, me muestra gracia y respeto cuando no lo merezco y me ama fielmente.

13) Mis hijos necesitan un papá con balance y equilibrio, fuerte, seguro y cariñoso.

14) Mis hijos necesitan un Papá que ame a su Mamá y que lo demuestre.

15) Yo soy el papá, el sacerdote y el pastor que será responsable del bienestar espiritual de mi hogar.

La verdad sobre mí y mi Iglesia

16) Jesús murió por su iglesia. Es solo suya y la valora tanto que dio su vida por ella.

17) Dios me ha llamado a ser un co-pastor de su rebaño, guiándolo y alimentándolo en su nombre.

18) No soy responsable de las decisiones que toman los demás, pero soy responsable de equipar a las personas bajo mi cuidado para que crezcan espiritualmente.

19) Soy el líder, ya sea que me guste o no, así que necesito tomar las decisiones difíciles y estar al frente.

20) Estoy aquí para hacer crecer a las personas con una madurez espiritual saludable. Las personas no existen para que yo tenga éxito. Yo existo para ayudarles a ser como Jesús.

La verdad sobre mí y mi cultura

21) El mundo siempre colocará en su molde a menos que me rinda completamente a Dios y elija su caminar con Él.

22) Maldecir la oscuridad es agotador, inútil y, en última instancia, contraproducente para el objetivo de Dios para el mundo.

23) Necesito ser luz, sal y una voz de la verdad dentro del territorio del enemigo.

24) Todo el mundo necesita a Jesús. No todos pertenecen a la familia de Dios, por esta razón Cristo entrego su vida en la Cruz.

25) La separación cultural no ayuda a nadie. Copiar la cultura no ayuda a nadie. Infiltrarme en la cultura para salvar vidas es mi vocación.

Es cierto que no siempre recuerdo todas estas verdades. Cuando las olvido, las cosas van mal. Cuando me las recuerdan, puedo mantenerme firme y caminar con confianza. La verdad se filtra, dejando de lado a las mentiras del enemigo. Escuchar la verdad y aplicarla en la práctica es la única manera de vencer.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí