El-poder-de-Dios-para-alcanzar-objetivos-biblia-versiculos
El Poder De Dios Para Conseguir Tus Objetivos Según La Biblia

El Poder De Dios Para Conseguir Tus Metas Según La Biblia

«El corazón del hombre piensa su camino; Más Jehová endereza sus pasos» Proverbios 16:9 (Reina Valera 1960)

Es muy posible que puedas planear la forma en que deseas vivir, pero debes recordar que solo Dios te dará el poder y la fuerza para ver esta transformación ocurrir delante de tus ojos. Puede que te preguntes  ¿Por qué? Porque solo el Señor nos da 3 cosas que son necesarias para alcanzar nuestras metas, objetivos y trasformar nuestras vidas.

3 Cosas que Dios Nos Da Para Alcanzar Nuestras metas y objetivos según la Biblia

El Espíritu Santo Para Darnos Poder

A lo largo de tu vida siempre vas a necesitar de Dios para hacer las mudanzas que no podrás hacer por ti solo. Aquí voy a disparar contra la famosa autoayuda de los últimos tiempos, y decir que, el verdadero cambio de vida no tiene como fundamente la fuerza de voluntad. El fundamento está en el poder de Dios. Tampoco tiene fundamento en el intento. El fundamento está en la confianza en Dios.

Zacarías 4:6 dice: «No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos».

La Palabra de Dios (Jesús) Para guiarte

La Biblia es el manual de Dios para el hombre, allí se encuentran las instrucciones detalladas para la vida. Mientras más la leamos, la estudiemos, meditemos y practiquemos, más éxito y realización personal con Dios tendrás.

Cuando Josué recibió del Señor la orden de entrar y apoderarse de la tierra prometida, este objetivo le tomaría la vida entera. Sin embargo, Dios le dijo estas palabras: «Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien» (Josué 1:8).

El pueblo de Dios Para Apoyarte

Algo que aprendí cuando cumplí 35 años es que, no puedes alcanzar tus metas solo. Se necesita de gente para realizar un sueño. Mira lo que dice Eclesiastés 4:12: Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.

Un batallón no puede apoyarte al detalle, pero un grupo de elite pequeño sí. Las personas de tu grupo en la iglesia saben cuándo estás enfermo, cuándo estás pasando por un momento difícil y cuándo necesitas un descanso. Puedes compartir con ellos tu felicidad y tus tristezas, además de tus metas. Se gozarán contigo y te animarán siempre a seguir adelante confiando en Dios. Vas a necesitar ese apoyo y ayuda para ir tras los objetivos espirituales correctos.

Piensa un poco en tu vida hasta el día de hoy, tal vez has estado intentando cumplir metas solo y no has podido.  Hoy es tiempo de dejar de ser un llanero solitario y aprender a confiar en las 3 cosas que Dios ha provisto: El Espíritu Santo, la Palabra de Dios y el pueblo de Dios.

¿Estás dejando que el Espíritu Santo obra en tu vida y la transforme? ¿Qué cosas crees que te están impidiendo de confiar? ¿Qué debes hacer para que la palabra de Dios sea una contigo y puedas consumirla diariamente? ¿Quiénes son esas personas que te apoyan incondicionalmente mientras sigues tus metas?

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí