4-principios-metodos-que-Jesus-uso-para-predicar-versiculos-biblicos
4 Principios o Métodos Bíblicos Que Jesús Uso Para Retener A Sus Oyentes Según La Biblia

4 Principios o Métodos Bíblicos Que Jesús Uso Para Retener A Sus Oyentes Con Sus Sermones Según La Biblia

Ser pastor te obliga a buscar siempre nuevas formas de mejor tu manera de predicar. Mirar, observar y estudiar a otros pastores, así como a analizar a todo aquel que tiene cierto éxito comunicando su mensaje. Además, debe gustarte leer libros y escritos sobre como predicar mejor y conectarte con la iglesia.

Cuando estudie teología en el colegio Bíblico, uno de los cursos que más llamaban la atención de los alumnos, eran los de homilética y hermenéutica. Claro está, que los términos de estas palabras eran confusas, pero la práctica era, para muchos, una historia de terror cuando pensaban que debían dirigirse a una audiencia.

Al final del curso de estas materias era obligatorio el predicar por 5 minutos en el pulpito del salón de clases. Miraba a la gran mayoría de mis compañeros aterrorizados, solo de saber que deberían predicar. La verdad es que esto no debe ser de esta manera, por esta razón leyendo algunos libros deseo compartir con ellos y contigo:

Los 4 Principios Poderosos de Jesús Para Predicar Y Retener A Su Audiencia

1) La Comparación y/o Contraste

Los sermones de Jesús eran siempre fascinantes y la gente lo seguía a todo lugar. ¿Por qué? Uno de los fundamentos de sus mensajes era el uso frecuente de la comparación o el llamado contraste.

Mira aquí 2 ejemplos de lo que quiero transmitir:

De nuevo preguntó: «Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado» (Mateo 13:33).

Otra parábola les dijo: «El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado» (Mateo 6:5).

Este principio nos muestra lo útil que era para la gente el oír el mensaje de Jesús, porque él les comparaba las verdades espirituales con elementos que eran para ellos conocidos y de su uso diario.

2) La Vivencia Común o El día a día

Todo buen comunicador debo conocer como atraer a su audiencia, la cual puede ser muy diversa usando la vivencia común. No importa que esté hablando con niños difíciles o intentando que las personas colaboren con la obra que se realiza. La vivencia común aplana el lugar y coloca a todos en el mismo canal y en grande sintonía. Jesús empleó este principio mucho y nosotros debería seguir su ejemplo.

2 versículos bíblicos de como Jesús usaba estos principios:

«No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido» (Mateo 7:1-2).

«O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén?» (Lucas 13:4).

3) Las Historias/Parábolas

En nuestras vidas hay tiempos en lo que nos encantaría que la Biblia fuese un libro de preguntas y respuestas. En cuál podamos encontrar nuestro problema o situación por letras y encontráramos la respuesta para aplicarla y acabar con nuestro problema. Pero, el Señor en su soberanía decidió revelarnos la palabra usando las historia y parábolas. Jesús era un maestro fascinante contando historia y parábolas.

Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto (Lucas 10:30).

Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba (Mateo 13:34).

He aquí 29 Parábolas en el libro de Mateo que Jesús contó:

Ojo: Aquí están incluidos los libros apócrifos de Tomás como referencia.

NúmeroCapítuloVersículoNombre de la parábolaTambién encontradas en
1513-16Parábola de la lámparaMarcos 4:21-23Lucas 8,16-18Lucas 11,33-36
2521-26Parábola del demandadoLucas 12,57-59
3625-26Parábola de las aves y los liriosLucas 12,22-31
471-5Parábola de la paja y la vigaMateo 7,1-5
5715-20Parábola del árbol y sus frutosLucas 6,43-45, Tomás 45
6724-27Parábola de la casa sobre la rocaLucas 6,47-49
7916-17Parábola del vino nuevo y los odres viejosMarcos 2,21-22, Lucas 5,36-39, Tomás 47
81229-32Parábola del hombre fuerte con las manos atadasMarcos 3,27-29, Lucas 11,21-23, Tomás 35
91248-50Parábola de las verdades de JesúsMarcos 3,33-35, Lucas 8,20-21, Tomás 99
10131-9Parábola del sembradorMarcos 4,1-9, Lucas 8,4-8, Tomás 10
111324-30Parábola del trigo y la cizañaTomás 57
121331-32Parábola del grano de mostazaMarcos 4,30-32, Lucas 13,18-19, Tomás 20
131333Parábola de la levaduraLucas: 13,20-21, Tomás 96
141344Parábola del tesoro escondidoTomás 109
151345-46Parábola de la perla de gran valorTomás 76
161347-50Parábola de la red barrederaTomás 8
171352Parábola del padre de familiaMateo 13:51-52
18181-10Parábola del pequeño niñoMarcos 9,35-37, Lucas 9,46-48,
191812-14Parábola de la oveja perdidaLucas 15,1-7, Tomás 107
201823-35Parábola del siervo despiadadoMateo 18:23-35
21201-16Parábola de los trabajadores de la viñaMateo 20:1-16
222128-32Parábola de los dos hijosMateo 23:13-36
232133-44Parábola de los viñadores homicidasMarcos 12,1-11, Lucas 20,9-18, Tomás 65
24221-14Parábola del banquete de bodasLucas 14,15-24, Tomás 64
252432-35Parábola de la higueraMarcos 13,28-31, Lucas 21:29-31
262442-44Parábola del padre de familia vigilanteLucas 12,39-40
27251-13Parábola de las diez vírgenesMateo 25:1-13
282514-30Parábola de los talentosLucas 19,11-37
292531-46Parábola del juicio finalMateo 25, 31-46
Parábolas de Jesús en el evangelio de Mateo

4) Las Preguntas e Interrogantes

Yo tengo 2 hijos, un hijo de 9 años y una niña de 5 años. Mi pequeña se pasa el día preguntándome cosas, la verdad ya perdí a cuenta la cantidad de preguntas que me hace por día. Si tú tienes hijos, entenderás lo que te digo.

Hacer preguntas es una gran manera de retener a los que te escuchan y Jesús uso la preguntas interrogantes todo el tiempo. Aquí te dejó unos 4 ejemplos de estas preguntas.

«Y por el vestido, ¿por qué os afanáis?» (Mateo 6:28).

«¿Quién de vosotros, preocupándose, puede añadir una sola hora a su vida?» (Lucas 12:25).

Jesús respondió: «¿Y quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura un codo?» (Mateo 13:16).

¿Por qué me llamáis «Señor, Señor» y no hacéis lo que digo? (Lucas 6:46).

¿Cómo Podemos Nosotros Llevar Esto A La Practica?

Un amigo mío que también es pastor, un día me regalo una Biblia de cuero, él la trajo desde Argentina en uno de sus viajes misioneros. Aunque ahora me encuentro viviendo en Brasil, esa es la Biblia que he usado todos estos años y la tengo marcada con muchas referencias y métodos de estudio Bíblico. Si bien es cierto que como pastor deberías aprender a emplear todas las Biblias, creo que también deberías tener una con la cual te sientes más cómodo.

Creo que deberías leer más esa Biblia, la cual tienes marcada y estudiar en la práctica todas las claves que has anotado a largo del tiempo. ¿Por qué no empezar hoy a releer los evangelios sinópticos y marcar nuevamente lo que Dios te revela?

Este tipo de estudio te obliga a leer más despacio y allí verás todos estos principios o métodos que Jesús uso para iluminar, inspirar e impactar con sus mensajes a la gente. El aprender del mejor maestro de todos los tiempos en comunicación es la más sublime enseñanza que podemos recibir y guardar para siempre.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí