La-paz-de-Dios-mediador-arbitro-emociones-mente-versiculos-biblicos
¿Cómo Usar La Paz de Dios Como Mediador Entre Tu Mente y Emociones?

La Paz de Dios: El Árbitro Entre Nuestra Mente y Emociones

.

En lugar de tirar la toalla y ceder a estas emociones que quieren sacar lo mejor de ti, ¿por qué no te detienes ahora mismo y tomas la decisión de dejar que la Palabra de Dios te gobierne hoy? Cuando digo «gobernarte», estoy hablando de que la paz sobrenatural de Dios domine y gobierne cada emoción y situación que te enfrente. Si no tomas esta decisión y la cumples, la preocupación, el miedo, la inseguridad, la duda y toda una serie de otras emociones tratarán de tomar el control. Y no hay peor montaña rusa que la de las emociones fuera de control.

En cambio, deja que la paz de Dios gobierne en tu corazón, como escribió Pablo en Colosenses 3:15. Dijo: «Y que la paz de Dios reine en vuestros corazones, a la que también habéis sido llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos». Quiero que noten especialmente la palabra «gobierne» en este versículo. Proviene de la palabra griega brabeuo, que en la antigüedad se utilizaba para describir al árbitro que moderaba y juzgaba las competiciones atléticas que eran tan populares en el mundo antiguo.

Pablo usa esta palabra para decirnos que la paz de Dios puede trabajar como un árbitro en nuestros corazones, mentes y emociones. Cuando las emociones perjudiciales intentan ejercer el control sobre nosotros o tratan de lanzarnos a un frenesí emocional, podemos detenerlo haciendo la elección de dejar que la paz de Dios se levante desde lo profundo de nosotros como un árbitro para moderar nuestras emociones. Al hacerlo, nos mantendremos bajo el control de esa paz divina mientras gobierna en nuestros corazones. Cuando este árbitro divino llamado «paz» entra en el juego, repentinamente comienza a llamar a los tiros y a tomar todas «las decisiones en lugar de la inquietud, la ansiedad y la preocupación».

Colosenses 3:15 podría ser traducido:

«Deja que la paz de Dios tome las decisiones en tu vida….»
«Deja que la paz de Dios sea el árbitro en tu vida y acciones….»
«Deja que la paz de Dios actúe como árbitro en tus emociones y tus decisiones….»

Aunque es cierto que todo el mundo tiene días duros y semanas difíciles, no tienes que rendirte a esas emociones que intentan robarte la alegría, perturbar tus relaciones y robarte la victoria. Cuando te sientas abrumado por los problemas o las emociones que te golpean desde todas las direcciones, solo detente un momento y deliberadamente pon tu corazón y tu mente en Jesús y en la Palabra de Dios. Al hacer esto, la maravillosa, conquistadora, dominante y sobrenatural paz de Dios surgirá de tu espíritu y tomará el control.

Señor, no quiero dejar que mis emociones se apoderen de mí hoy, así que te pido que tu paz se levante como un poderoso árbitro en mi corazón, mi mente y mis emociones. Ayúdame a reconocer esos momentos en los que las emociones inútiles tratan de colarse en mí. Te pido que me enseñes a poner esas emociones a un lado y liberar Tu paz sobrenatural que reside en mi corazón – ¡la paz que siempre está lista en cada momento para moderar cada pensamiento y emoción que trata de pasar en mi vida! ¡Te lo pido en el nombre de Jesús!

Confieso que la paz sobrenatural de Dios me domina. Cuando estoy tentado a alterarme y mis emociones tratan de tomar el control de mí, pongo estas emociones a un lado y permito que el Espíritu de Dios libere una paz sobrenatural, dominante y moderadora para gobernar mi corazón, mi mente y mis emociones. Confieso esto por fe en el nombre de Jesús.

 ¿Reconoces los momentos en los que tus emociones intentan ponerte en un aprieto emocional y robarte la paz y la alegría?
¿Le has pedido a Dios que te ayude a superar esos momentos? ¿Qué pasos puedes dar para aquietarte y poder concentrarte en la Palabra de Dios y permitir que la paz de Dios se levante y arbitre lo que sucede dentro de tu corazón, tu mente y tus emociones?

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí