Jesus-lo-hizo-por-ti-biblia-versiculos-biblicos-semana-santa-sabado
Jesucristo Murió Y Lo hizo Pensando En Ti (Sábado de Gloria)

Jesucristo Murió Y Lo hizo Pensando En Nosotros (Sábado de Gloria)

»Hicieron una corona de ramas de espino y se la pusieron en la cabeza» (Mateo 27:29).

El «Padre de la Himnología» inglesa, Isaac Watts escribió lo siguiente: Mira que de su cabeza, de sus manos, de sus pies, fluyen juntos el dolor y el amor. ¿Alguna vez se encontraron el amor y el dolor, o las espinas para componer una corona tan rica? Jesús llevó una corona de espinas para que tú pudieras llevar una corona de gloria. Las espinas en las Escrituras representan el pecado. En el Edén, cuando Adán y Eva desobedecieron, Dios dijo:

«Maldita será la tierra por tu causa… Producirá espinos» (Génesis 3:17-18). Más tarde, dijo a Israel que, a menos que echaran de la tierra a sus enemigos, «serian como… espinas en vuestros costados» (Números 33:55).

Salomón advirtió: «Espinos y lazos hay en el camino del perverso» (Proverbios 22:5). Y Jesús advirtió: Puedes detectarlos por su forma de actuar, así como puedes identificar un árbol por su fruto. No hay que confundir las vides con los arbustos espinosos (Mateo 7:16).

Un conocido autor escribe: La corona de espinas que llevaba Jesús representaba todos nuestros pecados. Así como nosotros estábamos atrapados en las zarzas de la envidia, la ira, la vergüenza, el desánimo, la culpa, la amargura y la falta de perdón, Jesús, que no conoció pecado, se convirtió en «propiciación por nuestros pecados.» (1 Juan 4:10).

Ni una sola vez Cristo uso su poder espiritual para su comodidad personal. Con una sola palabra podría haber transformado la dura tierra en un lecho blando para su cabeza, lanzado el escupitajo de sus acusadores en sus propias caras, y paralizado las manos del soldado que trenzaba las espinas. Pero no lo hizo. En cambio, «anulo el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,» (Colosenses 2:14). Y lo hizo pensando en ti. ¡Asombroso!

Si deseas leer la Biblia en un año, puedes comenzar a leer el libro de Jueces 9-10, Juan 6:22-44

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí