El-pecado-de-omision-en-la-biblia-versiculos-biblicos
¿Cuál Es El Pecado De Omisión En La Biblia?

¿Qué Es El Pecado de Omisión Según La Biblia? ¿Cómo Reconocerlo?

Hay mucha gente que piensa que el pecado de omisión es algo del catecismo de la iglesia católica, una especie de dogma inventado por gente que no entienden ni un poco de los principios bíblicos. Lo cierto es que este tipo de pecado está en la Biblia y lejos de ser una invención es muy real, sobre todo en los tiempos de hoy.

El libro de Santiago nos deja un principio para aplicar en nuestras vidas, pero también una advertencia sobre este pecado de omisión:

Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado (Santiago 4:17).

En nuestro caminar cristiano nos centramos siempre en los pecados de mención o comisión: Los pecados que cometemos. Pero, ¿qué sucede con los pecados de omisión?, es decir, sobre el bien que dejamos de hacer.

En la mayoría de las parábolas de Jesucristo, cuando una persona era condenada y juzgada, casi siempre era por un pecado de omisión. En el libro de Mateo 22:12 vemos a un expulso de una boda cuando no estaba con la ropa adecuada. En la parábola de las diez vírgenes, 5 de las vírgenes no fueron aceptas porque su lámpara no tenía suficiente aceite (Mateo 25:3-11). Otra parábola, en la de los talentos, el siervo que enterró su talento, lo perdió (Mateo 25:25-28). El hombre rico fue condenado porque no cuido de su prójimo (Lucas 16:19-24). En la parábola de la higuera estéril, esta planta fue condenada y murió maldecida por no dar fruto (Marcos 11:20-24).

Tal vez el día de hoy puedes decirme: pastor, yo estoy interesado en tener una vida espiritual más íntima con Dios. Este es un excelente deseo, la vida con profundidad espiritual es aquella en la cual vives haciendo el bien por los otros. Y por increíble que parezca, es por esto que seremos juzgamos y tendremos recompensas (ojo, esto no tiene nada a ver con la salvación).

Entonces el Rey dirá: Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis. Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis (Mateo 25:41-45).

Una regla de vida cristiana que vale la pena, es el hacer el bien cuando tengas la oportunidad de hacerlo.

Deseo dejarte algunos versículos Bíblicos para profundizar tu estudio devocional: Jeremías 36:27-40:16, Mateo 25:1-13, Salmos 137, Proverbios 15:15-17.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí