asesino-del-matrimonio-el-compromiso-biblia-versiculos-biblicos
Un Asesino Del Matrimonio: El Compromiso

Los Compromisos Excesivos Son Asesinos De Los Matrimonios

Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios (Efesios 5:15).

Los compromisos en excesos son ladrones ocultos y asesinos públicos del matrimonio. Nuestras semanas de trabajo están siempre llenas de compromisos para cumplir, tanto dentro y fuera del trabajo. Hay presiones por un nuevo jefe, por la reducción de personal de este mes, la natación de tu hija, el futbol de tu hijo mayor, predicar de domingo, enseñar los miércoles, ayudar un poco con las tareas de casa, sin contar las corridas al hospital, etc. Tú sabes mejor que yo de lo que estoy hablando, sobre todo cuando tienes 2 hijos.

La grande pregunta en el asunto de los matrimonios es: ¿Cómo pueden una pareja de esposos intentar conversar si ellos están muy cansados cuando termina el día? ¿Cómo pueden orar juntos por los problemas de la casa cuando todo tiene un programa? ¿Cómo pueden tener una noche íntima merecida cuando lo único que desean es dormir de cansados?

Esto me hizo recordar la historia de un pastor, que hace unos años, él y su esposa decidieron dar una solución a ese problema. Ojo, que lo que hicieron ellos es algo muy particular y solo puede ser seguido con una, guía del Espíritu Santo (aunque tiene mucho de verdad). Ellos vendieron la casa grande y bonita que tenían, para mudarse a una más pequeña y barata. Esto lo hicieron para no trabajar tanto, aliviar sus horas de trabajo y principalmente, para pasar más tiempo entre ellos y sus hijos.

Este tipo de «bajar de padrón», es casi una locura para nuestros días de hoy, y para mucha gente es claro. Nadie en su sano juicio haría algo así, la mayoría de nosotros quiere «subir siempre el padrón» y no bajarlo. ¿Ellos se han arrepentido por su decisión radical? ¡Ni por un segundo!

Hasta aquí, creo que hay algunas preguntas que debes responderte:

¿Están contentos con las horas que tienen por semana para descansar, renovarse y restablecer su intimidad?

¿Nuestros compromisos han tomado más tiempo del que deberían en estos últimos meses? ¿Por qué llegaron a este punto? ¿Cómo podría evitar que esto pasa nuevamente?

¿Qué actividades consumen con más frecuencia el tiempo que podríamos dedicar a los demás y a Dios? ¿Podemos renunciar a algunas de ellas?

Amado Dios, es tan fácil para nosotros ocupar nuestros días con el «hacer» en lugar de con el «ser» Cuando el último es el más importante. Te pedimos perdón por equivocarnos en nuestros valores y por descuidar nuestra vida espiritual. Por favor, te pedimos que nos enseñes como colocar lo más importante, en primer lugar, en el nombre de Jesús. Amén.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí