Como-encontrar-tus-areas-no-convertidas-biblia-versiculos-biblicos-resiliencia
¿Cómo Encontrar Tus Áreas No Convertidas Según La Biblia? | La Resiliencia En La Vida Cristiana

Tus Áreas No Convertidas Y La Biblia

La Resiliencia En La Vida Cristiana

Pedro estaba sentado fuera en el patio; y se le acercó una criada, diciendo: «Tú también estabas con Jesús el galileo. Más él negó delante de todos, diciendo: No sé lo que dices. Saliendo él a la puerta, le vio otra, y dijo a los que estaban allí: También este estaba con Jesús, el nazareno. Pero él negó otra vez con juramento: No conozco al hombre. Un poco después, acercándose los que por allí estaban, dijeron a Pedro: Verdaderamente, también tú eres de ellos, porque aun tu manera de hablar te descubre. Entonces él comenzó a maldecir, y a jurar: No conozco al hombre». Y en seguida cantó el gallo (Mateo 26:69-74).

Las situaciones difíciles siempre sacan lo mejor y lo peor de nosotros.

Quiénes somos, qué amamos y hasta qué punto estamos dispuestos a confiar en Dios se revelan cuando estamos realmente en situaciones extremas.

En este pasaje tenemos al pobre Pedro, por supuesto, y el canto del gallo. Pero también otra historia reveladora -especialmente en lo que se refiere al miedo a no tener suficiente- Este relato nos llega de la vida de la iglesia primitiva. Piensa en esto: las cosas siguen siendo turbulentas. El avivamiento está ocurriendo, pero también la persecución de la iglesia.

Los tristemente recordados Ananías y Safira venden algunas propiedades, y el problema no es que se hayan quedado con parte del dinero para ellos; el problema es que dicen compartirlo todo con los pobres. Quieren parecer sacrificados mientras viven egoístamente. El problema es la falta de integridad. Creo que el miedo a no tener suficiente les hace retener, pero ellos mienten a los apóstoles y dicen que no lo hacen. Como sabemos, las cosas terminan terriblemente para ellos.

Un principio de vida: La presión hace que todo salga a la superficie.

Cuando sirves al ejército, el entrenamiento militar está diseñado para hacer exactamente esto: Quitarte toda pretensión y sacar lo que realmente hay en ti, ver de qué estás hecho. La mayoría de los talleres de liderazgo al aire libre tienen un objetivo similar, pero adoptan un enfoque menos duro que el ejército. Simplemente, dejan caer a la gente en el campo -mucho más allá de la cultura del confort-, los empujan más allá de sus límites normales para ver lo que hay dentro de ellos.

En la mayoría de las situaciones, lo que sale de nosotros no es algo que queramos que los otros vean.

En los días que podemos y tenemos libres, me encanta ver con mi hijo las series de supervivencia en lugares inhóspitos, como pastor y líder me gusta ver como se comportan las personas en situaciones donde corren riesgo de vida. La mayoría de gente se ve muy dura y ruda en sus semblantes, pero no sabemos realmente lo que hay dentro de ellos. Si has tenido la oportunidad de ver esas series en Netflix lo sabes: El mayor problema no son las circunstancias externas como, el frío o calor, y si lo que hay en su interior.

Comparto esto contigo porque en estos meses vamos a tratar de vitaminar nuestro sistema "inmunológico espiritual" para tiempo de pruebas.

Tal vez no lo sabes, pero dentro de nosotros hay focos que se resisten y nos llevaran a la perdición, si no los llevamos cautivos a Cristo.

«El propósito de la obra de Dios es instalar en nosotros a «Cristo» en todo nuestro ser, que nada quede por fuera de esta instalación».

La dulce seguridad de la santidad

Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo (1 Tesalonicenses 5:23).

Este versículo es tremendo y explosivo, y me da la esperanza que todo mi ser será santificado por el Espíritu Santo de Dios.

La palabra santidad, presiona con fuerza a mucha gente y se pone como carga sobre sus hombros. Pero esta presión por la santidad puede ser más leve si aprendemos viendo el ejemplo en la vida de Jesús. Él era santo de inicio al fin, y su carácter era maravillosamente atractivo al entrar en contacto con las personas. Cuando vemos a Jesús, estamos, viendo la santidad en su máxima expresión. Mujeres que fueron degradadas y abusadas buscaron a Jesús y se lanzaron a sus pies, para ver su carácter dócil y amoroso. Es claro y tenemos que decirlo: había veces en que las multitudes lo aman, y otras solo querían crucificarlo, pero él no dejaba que esto lo preocupara. La misericordia y bondad de Jesús en la Biblia son impactantes.

Cuando llegó el momento de la dura prueba, esa bondad fue su escudo. Justo antes de que la policía secreta viniera a por él, antes de las espeluznantes escenas de la crucifixión, Jesús dijo a sus discípulos, No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí (Juan 14:30).

En el momento que la prueba le hizo frente, su bondad fue es escudo protector.

Satanás intentó entrar por todas partes a la vida de Jesús y no pudo encontrar ni una sola puerta abierta. Ningún engaño del diablo funciono, y eso que el envío, el rechazo, amenazas, temores, miedo a la falta de provisión, la cruz. Y nada funciono, porque el diablo no tenía nada «en» Jesús para atacarlo. Piensa en la liberación que eso debe traer al corazón.

Probablemente, pienses que obtener un milímetro de esa bondad está fuera de tu alcance, pero la promesa de Dios es firme y dice que él va a formar a Jesús en ti:

Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros (Gálatas 4:19).

El objetivo de la obra de Dios en nosotros es que Jesús se «instale» en cada área de nuestras vidas. Que nada quede fuera, que no existan partes que se resistan. (¿Y te has dado cuenta? Pablo, por medio del Espíritu Santo, está «empujando» a estos queridos seguidores de Cristo hacia la hermosa meta. Él está espiritualmente «pariéndolos», como dice la escritura).

En nuestras circunstancias adversas, debemos ser «santos en todo sentido», todo nuestro «espíritu, alma y cuerpo… sean guardados irreprensibles» (1 Tesalonicenses 5:23). Creo que gran parte de la prueba y del alejamiento tiene lugar muy sutilmente en el corazón. Son los pequeños que nos alejan de Dios, y nos llevan hacia otros sentimientos, los sentimientos silenciosos de estar decepcionados con Él, las primeras etapas de Desilusión – así es como comienzan la mayoría de las pruebas. Pero tienen un impulso como el de una avalancha.

Conocemos y sabemos que esto debe de ser una meta de vida, pero la cultura del consuelo coloca dentro de nosotros otras metas. ¿Te dice tu corazón que está de acuerdo con esto – que la meta de tu vida es llegar a ser la persona más santa que tus amigos y familiares conocen? ¿O tu corazón prefiere que la meta sea otra? ¿Quizás, dices, «solo quiero que las cosas vuelvan a ser buenas como antes, y dejar que el «viejo hombre» reviva y tome cuenta de tu vida hasta el final»? Eso es duro de decir y escuchar, porque nos toca de cerca a todos.

Hay una batalla que se libra internamente en nosotros y el premio para quien vence es el corazón. Satanás, usará todo tipo de amenaza, temor y seducción para mantener preso nuestro corazón. Pero nuestro misericordioso Jesús, utilizará todos los recursos del cielo para formar un corazón rendido a sus pies. Esto es el resultado de muchas pequeñas decisiones que debemos hacer diariamente. Pasar por este proceso es muy bueno, porque necesitamos dejar atrás el corazón dividido mucho antes de que la prueba, se presente delante de nosotros.

Piensa en todas las cosas por las cuales has pasado a lo largo de tu vida, todo esto, solo te prepara para cualquier cosa. Quizá esto te ayude a reinterpretar la historia de tu propia vida. Tal vez todas esas dificultades anteriores estaban desarrollando en ti esa famosa palabra llamada «resiliencia». El matrimonio y la crianza de los hijos también lo hacen, pero se produce a lo largo de años, no de semanas, y menos públicamente, por lo que la exposición no es inmediata. Pero, aunque, te revelas por lo que eres. La forma en que respondes a estos desafíos es una de tus pruebas más importantes.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí