32.6 C
Miami
jueves, julio 18, 2024
Más
    InicioPalabra del DíaDescubre: ¿Cómo Colocar a Dios en el Primer Lugar según la Biblia?

    Descubre: ¿Cómo Colocar a Dios en el Primer Lugar según la Biblia?

    Publicado en

    spot_img

    ¿Cómo Dar a Dios En Primer Lugar, que Dice La Biblia? Hageo 1-2

    ¿Es para vosotros tiempo, para vosotros, de habitar en vuestras casas artesonadas, y esta casa está desierta? (Hageo 1:4).

    La caída de Israel ante Asiria y de Judá ante Babilonia ilustra lo que sucede cuando las personas no priorizan a Dios. La respuesta del pueblo después del exilio al mensaje de Hageo ilustra lo que sucede cuando las personas sí priorizan a Dios.

    El regreso del exilio

    Los babilonios llevaron al pueblo judío cautivo en una serie de deportaciones entre 605 y 586 a.C. No fue hasta la caída de Babilonia y la ascensión de Ciro de Persia en el 538 a.C. que un pequeño grupo de aproximadamente 50,000 personas regresó a su tierra devastada. Durante los años de exilio, los campos antes fértiles se llenaron de maleza y árboles, las casas quedaron en ruinas, y los huertos y viñedos murieron. Los que regresaron enfrentaron una tarea desafiante: reclamar la tierra, cultivar los campos y reconstruir sus hogares, ya que Judá, una vez próspera, ahora era una región desolada.

    En un principio, con gran entusiasmo, sentaron las bases para un nuevo templo. Sin embargo, ese entusiasmo se desvaneció rápidamente debido a las presiones para sobrevivir. El pueblo cambió su enfoque, dejando de priorizar a Dios para poner sus propias necesidades en primer lugar.

    Durante unos 18 años, lucharon por establecer una sociedad viable, pero parecían incapaces de avanzar. Cada paso adelante parecía ser seguido por dos pasos hacia atrás. Fue en este punto que Dios envió a Hageo para hablar a los pioneros desanimados y animarlos a priorizar nuevamente a Dios.

    El libro de Hageo es de mucho ánimo para nosotros los creyentes en la actualidad. Nos recuerda que hay bendiciones esperando a aquellos que colocan a Dios en primer lugar.

    El 29 de agosto del 520 a.C., Hageo instó a Judá a terminar la construcción del templo (Hageo 1:1-11). El pueblo obedeció la voz de Dios y se puso a trabajar (Hageo 1:12-15). El 17 de octubre, Hageo prometió que el templo terminado sería lleno de gloria (Hageo 2:1-9), y el 18 de diciembre, Hageo prometió que a partir de ese momento, Dios los bendeciría (Hageo 2:10-23).

    «Pongan atención a sus caminos» (Hageo 1:1-11)

    El mensaje inicial de Hageo fue claro y práctico. Recordó al pueblo cómo habían luchado para sobrevivir en los últimos 18 años. Habían trabajado constantemente, pero parecían no haber progresado. También les recordó que habían dejado de reconstruir el templo para centrarse en satisfacer sus propias necesidades. Hageo les hizo solo tres preguntas:

    1. ¿Había funcionado?
    2. ¿Estaban mejor ahora que antes?
    3. ¿El hecho de dejar a Dios de lado les había ayudado a avanzar?

    La respuesta fue negativa: «Tenían grandes expectativas, pero los resultados fueron escasos».

    La realidad era que la prosperidad del pueblo posterior al exilio dependía completamente de Dios. Él era quien tenía el control y quien podía hacerlos prosperar. Al dejar a Dios de lado, abandonaron lo esencial para alcanzar el éxito.

    Los cristianos también pueden ser prácticos. No importa si en el momento presente parece correcto dejar a Dios de lado para concentrarse en avanzar. Simplemente, debemos hacernos la pregunta: «¿Funcionará?». La respuesta hoy, al igual que en la época de Hageo, es no. Nuestro Dios es soberano y tiene el poder de bendecir nuestros esfuerzos o retener Su bendición. Si dejamos a Dios de lado y no le damos la prioridad que merece, estamos renunciando al único recurso esencial para nuestro propio éxito.

    «Vinieron y comenzaron a trabajar en la casa del Señor Todopoderoso, su Dios» (Hageo 1:12-14)

    Aunque el argumento práctico es convincente, se necesita más que un argumento para cambiar las prioridades de una persona. El texto dice que «el Señor despertó el espíritu» de los líderes y del pueblo (Hageo 1:14).

    Cuando compartimos las mejores razones por las cuales alguien debería confiar en el Señor o seguirlo, es importante recordar que las personas solo responderán si el Señor mismo despierta sus corazones.

    «Sé fuerte… y trabaja» (Hageo 2:1-4)

    Cuando comenzaron la obra, quedó claro que el nuevo templo sería mucho menos espléndido que el original. Esto desanimó al pueblo, ya que lo que estaban haciendo no se comparaba con las grandezas del pasado.

    A menudo, caemos en esta trampa al comparar nuestros logros o las tareas que se nos asignan con las de los demás. Lo que hacemos puede parecer insignificante. Más aún, la respuesta de Dios ante esto es simple: «Esfuérzate… y trabaja» (Hageo 2:3-4).

    Nuestra tarea no es compararnos, sino esforzarnos y trabajar en la tarea que Dios nos ha encomendado.

    «Llenaré de gloria esta casa» (Hageo 2:5-9)

    Las dimensiones del nuevo templo eran mucho más pequeñas que las del templo de Salomón. Además, el nuevo templo carecía del costoso ornamento de su predecesor. Pero, Dios prometió llenar el nuevo templo de gloria y dijo que «la gloria de este último templo será mayor que la del primero» (Hageo 2:9).

    Los antiguos rabinos interpretaron esto como una profecía mesiánica. Consideraban al «deseado de todas las naciones» (Hageo 2:7) como el Mesías. La gloria del templo no residiría en su decoración material, sino en la presencia de Dios.

    Esto tiene una lección para nosotros. Lo que hacemos puede parecer poco importante en comparación con los logros de otros. No obstante, cuando hacemos algo para Cristo, Su presencia llena incluso la tarea más sencilla de gloria.

    «La plata es mía y el oro es mío» (Hageo 2:8)

    El pueblo en Judá, que luchaba por llegar a fin de mes, probablemente se desanimaba debido a su pobreza. ¿Cómo podrían permitirse los altos costos de la construcción, sin mencionar el costoso equipo necesario para el culto? En ese momento, Dios les recordó: «Mía es la plata y mío es el oro». El pueblo de Judá tenía la responsabilidad de trabajar, y Dios se encargaba de proveer.

    ¡Y así lo hizo! En Esdras 6:8-12, se nos dice que cuando los opositores locales de los judíos se quejaron, el gobernante persa les ordenó financiar todo el proyecto con los ingresos fiscales.

    No necesitamos saber de dónde vendrán nuestros recursos, pero necesitamos estar seguros de que lo que hacemos está de acuerdo con la voluntad de Dios.

    «Desde hoy te bendeciré» (Hageo 2:10-19)

    Dios prometió bendecir a su pueblo obediente, pero también protegió a la pequeña comunidad, y a nosotros, de un error común.

    A Hageo se le dio una pregunta sobre pureza ritual para hacer a los sacerdotes. ¿Si una persona impura toca un objeto sagrado, este objeto se santificará? La respuesta fue no. De hecho, si una persona impura toca un objeto sagrado, ¡ese objeto se contamina!

    Dios estaba a punto de derramar bendiciones sobre su pueblo en Judá. Podrían haber llegado a la conclusión de que esto sucedería simplemente por adorar en un templo. Más aún, las preguntas y respuestas dejaron claro que nadie sería santificado solo por estar en el templo. La bendición de Dios no se debía a la santidad del pueblo, sino a la gracia de Dios.

    Al poner a Dios en primer lugar, la pequeña comunidad se había ubicado en el único camino que conducía a la bendición que Dios estaba ansioso por darles.

    Hoy en día, la bendición de Dios es evidencia de Su gracia. Nunca podremos ganar las buenas cosas que Él nos da, pero nuestra obediencia nos acerca a la orilla del río donde fluyen Sus bendiciones.

    «Haré temblar los cielos y la tierra» (Hageo 2:20-23)

    El libro concluye con unas palabras dirigidas a Zorobabel, miembro de la familia real y descendiente de David. Estas palabras significan que, aunque la generación actual experimentaría bendición, una generación futura experimentaría la plena bendición prometida por Dios. En un momento futuro, alguien de la línea de David, el Mesías, vendrá. Sacudirá a las naciones y establecerá el reino terrenal de Dios.

    Devocional: Después de colocar en primer lugar a Dios (Hageo 2:1-23)

    Hageo 1:1-15 nos invita a examinar los vacíos en nuestras vidas, las decepciones y las frustraciones, y preguntarnos si eso es lo que queremos que nuestras vidas sean. Luego nos anima a dejar de vivir egoístamente y a priorizar a Dios.

    El pequeño pueblo judío en Judá en los días de Hageo hizo precisamente esto y decidió cambiar sus prioridades. A partir de ese momento, pondrían al Señor en primer lugar.

    Si todo lo que este breve libro nos ofreciera fuera eso, ya valdría la pena leerlo. Pero, en realidad, hay mucho más. Hageo 2:1-23 continúa mostrándonos cómo cambia la vida cuando priorizamos al Señor.

    ¿Qué encontramos allí? En primer lugar, encontramos significado incluso en las cosas pequeñas. El templo reconstruido puede haber parecido pequeño en comparación con la estructura espectacular de Salomón. No obstante, cuando el Señor dijo: «Yo estoy contigo», supimos priorizar a Dios, lo que hacemos es realmente importante. De hecho, tenemos la certeza de que hay más gloria en las cosas más pequeñas que hacemos para el Señor que en cualquier cosa gigante que hayamos hecho antes sin él (Hageo 2:1-9).

    En segundo lugar, encontramos evidencia repetida de bendiciones que no merecemos. Descubrimos que al priorizar a Dios, nos ponemos en el centro de ese canal a través del cual fluye constantemente la gracia.

    Sí, hay bendiciones materiales, pero lo más valioso es saber que estamos agradando a Dios y encontrando nuestra realización en Él. Y en eso encontramos paz.

    Una clave de vida: La única forma de avanzar es poner a Dios antes que nosotros.

    Para terminar, te dejo un pensamiento de F.B. Meyer: «No esperes para hacer algo grande. Puede que nunca llegue la oportunidad. Pero a medida que las pequeñas cosas reclamen tu atención constantemente, hazlas por una gran razón: para glorificar a Dios y hacer el bien a los demás».

    Pastor Carlos Vargas Valdez
    Pastor Carlos Vargas Valdezhttps://www.devocionalescristianos.org
    Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

    Devocional Diario

    LA INTERCESIÓN: ARMA PODEROSA

    La Intercesión: Una Arma poderosa en la Biblia A. Introducción Hoy más que nunca en la...

    Oración de Intercesión

    Hola a todos, qué gusto saludarlos, bueno el motivo de este e-mail es pedirle...

    5 Caracteristicas de la Iglesia Primitiva En La Biblia

    La Iglesia Primitiva: Una Iglesia de Oración (Hechos 1:14) Los discípulos se reunían unánimes. Este...

    ¿Cómo sembrar amor, fe y oración para las nuevas generaciones?

    “Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y...

    La Sabiduría en Silencio: Aprendiendo de Job en la Biblia

    ¿Qué es lo único que necesitamos saber bajo cualquier circunstancia en la vida? La...

    Jesucristo, el amigo fiel y el mejor abogado

    En los momentos más oscuros de Su vida terrenal, Jesús experimentó la traición, el...

    66 Versículos Bíblicos Claves Para Cada Libro de la Biblia: Cuadro Explicativo

    Versículos Importantes De Todos Los Libros de La Biblia: Desde Génesis a Apocalipsis (Tabla...

    Mas estudios como este

    1 Tesalonicenses 2:13 Explicación | Estudio | Comentario Bíblico de Matthew Henry

    Estudio Bíblico | Explicación de 1 Tesalonicenses 2:13 | Comentario Bíblico Online En esta porción,...

    Juan 16:1 Explicación | Estudio | Comentario Bíblico de Matthew Henry

    Estudio Bíblico | Explicación de Juan 16:1 | Comentario Bíblico Online Jesús se comportó fielmente...

    Hablando el lenguaje de Dios la palabra de Fe – Parte 3

    "AL QUE SOLAPADAMENTE INFAMA A SU PRÓJIMO, YO LO DESTRUIRÉ." (Salmo 101:5) Hablando el lenguaje de...

    Significado de AROERITA Diccionario Bíblico Teológico Gratis

    ¿Qué Significa AROERITA En La Biblia Según El Diccionario Bíblico Online? (De Aroer).Habitante de...

    ¿TIENE SEGURO DE VIDA ETERNA? (DEVOCIONAL)

    DEVOCIONAL ¿TIENE SEGURO DE VIDA ETERNA?  ..Si no salvas tu vida esta noche, mañana estarás...

    Significado de JESOHAÍAS Según La Biblia | Concepto y Definición

    JESOHAÍAS Significado Bíblico ¿Qué Es JESOHAÍAS En La Biblia? (DHH, TLA) Ver Jesohaía.

    Proverbios 12:2 Explicación | Estudio | Comentario Bíblico de Matthew Henry

    Estudio Bíblico | Explicación de Proverbios 12:2 | Comentario Bíblico Online Nuestro Padre Celestial juzga...

    Reflexiones – El Pescador

    Un hombre adinerado pasaba sus días pescando en el lago contiguo a su mansión. Cada día, veía en aquel lugar a un hombre muy pobre que vivía en una choza tambaleante. Pescaba con un palo y una cuerda. Lo hacía casi una hora; pocas veces conseguía más de dos pescados. Entonces, se iba a casa.

    Significado de BAAL-MEÓN Diccionario Bíblico Teológico Gratis

    ¿Qué Significa BAAL-MEÓN En La Biblia Según El Diccionario Bíblico Online? (forma abreviada del nombre...