Cantares 2 - Biblia de Jerusalén 1998

1. - Soy un narciso de Sarón, una azucena de los valles.

2. - Como azucena entre cardos es mi amada entre las mozas.

3. - Como manzano entre árboles silvestres es mi amado entre los mozos. Me apetece sentarme a su sombra, su fruto me endulza la boca.

4. Me ha metido en la bodega, despliega junto a mí su bandera de amor.

5. Reponedme con tortas de pasas, dadme vigor con manzanas, que estoy enferma de amor.

6. Su izquierda está bajo mi cabeza, me abraza con la derecha.

7. - Os conjuro, muchachas de Jerusalén, por las gacelas y las ciervas del campo, que no despertéis ni desveléis, a mi amor hasta que quiera.

8. ¡La voz de mi amado! Miradlo aquí llega, saltando por montes, brincando por lomas.

9. Es mi amado una gacela, parecido a un cervatillo. Mirad cómo se para oculto tras la cerca, mira por las ventanas, atisba por las rejas.

10. Habla mi amado y me dice: "Levántate, amor mío, hermosa mía, y vente.

11. Mira, ha pasado el invierno, las lluvias cesaron, se han ido.

12. La tierra se cubre de flores, llega la estación de las canciones, ya se oye el arrullo de la tórtola por toda nuestra tierra.

13. Despuntan yemas en la higuera, las viñas en cierne perfumean. ¡Anímate, amor mío, hermosa mía, y ven!

14. Paloma mía, escondida en las grietas de la roca, en los huecos escarpados, déjame ver tu figura, deja que escuche tu voz; porque es muy dulce tu voz y atractiva tu figura".

15. Cazadnos las raposas, las pequeñas raposas que devastan las viñas, nuestras viñas en flor.

16. Mi amado es mío y yo de mi amado, que pasta entre azucenas.

17. Antes que sople la brisa, antes de que huyan las sombras, vuelve, amado mío, imita a una gacela o a un joven cervatillo por los montes de Béter.