Job 1 - Biblia de Jerusalén 1998

Las calamidades de Job

1. Érase una vez un hombre llamado Job, que vivía en el país de Us. Era un hombre íntegro y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

2. Tenía siete hijos y tres hijas.

3. Poseía siete mil ovejas, tres mil camellos y quinientas yuntas de bueyes, quinientas burras y numerosos siervos. Era el más rico de toda la gente de Oriente.

4. Sus hijos tenían por costumbre juntarse para comer en casa de uno de ellos, por turnos; y mandaban llamar a las tres hermanas para que comieran con ellos.

5. Una vez acabados estos días de fiesta, Job los llamaba para purificarlos; al día siguiente, de madrugada, ofrecía un holocausto por cada uno de ellos, pues pensaba que a lo mejor habían pecado maldiciendo a Dios en su interior. Siempre hacía lo mismo.

6. Un día en que los hijos de Dios fueron a presentarse ante Yahvé, apareció también entre ellos el Satán.

7. Dijo entonces Yahvé al Satán: "¿De dónde vienes?". El Satán respondió: "De dar vueltas por la tierra y pasearme por ella".

8. Yahvé replicó al Satán: "¿Te has fijado en mi siervo Job? No hay nadie como él en la tierra: es un hombre íntegro y recto, temeroso de Dios y apartado del mal".

9. Respondió el Satán a Yahvé: "¿Te crees que Job teme a Dios por nada?

10. ¿No ves que lo has rodeado de protección, a él, a su casa y a todas sus posesiones? Has bendecido sus actividades y sus rebaños se extienden por el país.

11. Pero trata de poner la mano en sus posesiones; te apuesto a que te maldice a la cara".

12. Contestó Yahvé al Satán: "De acuerdo. Métete con sus posesiones, pero no le pongas la mano encima". Y el Satán salió de la presencia de Yahvé.

13. Un día en que sus hijos e hijas comían y bebían en casa de su hermano mayor,

14. llegó un mensajero donde Job diciendo: "Estaban los bueyes arando y las burras pastando al lado,

15. y de pronto han caído sobre ellos los sabeos y se los han llevado, después de haber matado a los siervos a filo de espada. Sólo yo he podido escapar para contártelo".

16. Todavía estaba éste hablando, cuando llegó otro con el siguiente mensaje: "Ha caído del cielo fuego de Dios y ha pegado fuego y consumido a las ovejas y a los pastores. Sólo yo he podido escapar para contártelo".

17. Todavía estaba éste hablando, cuando llegó otro con el siguiente mensaje: "Los caldeos, divididos en tres grupos, se han echado sobre los camellos y se los han llevado, después de haber matado a los siervos a filo de espada. Sólo yo he podido escapar para contártelo".

18. Todavía estaba éste hablando, cuando llegó otro con el siguiente mensaje: "Tus hijos e hijas estaban comiendo y bebiendo en casa del hermano mayor;

19. de repente, un viento huracanado del otro lado del desierto ha embestido contra los cuatro ángulos de la casa, que se ha derrumbado sobre los jóvenes y han muerto. Sólo yo he podido escapar para contártelo".

20. Se levantó Job, rasgó su manto y se rapó la cabeza; después cayó en tierra en actitud humillada

21. y dijo: "Desnudo salí del seno materno y desnudo volveré a él. Yahvé me lo ha dado y Yahvé me lo ha quitado. Bendito sea el nombre de Yahvé".

22. A pesar de todo, Job no pecó ni imputó nada indigno a Dios.