Sofonías 1 - Biblia de Jerusalén 1998

El día de la ira de Jehová

1. Palabra de Yahvé dirigida a Sofonías, hijo de Cusí, hijo de Godolías, hijo de Amarías, hijo de Ezequías, en tiempo de Josías, hijo de Amón, rey de Judá.

2. ¡Voy a aventarlo todo sobre la faz de la tierra! - oráculo de Yahvé -.

3. Aventaré hombres y bestias, aventaré aves del cielo y peces del mar, haré tropezar a los impíos; extirparé a los hombres de la faz de la tierra - oráculo de Yahvé -.

4. Extenderé mi mano contra Judá, contra todos los habitantes de Jerusalén, y extirparé de este lugar lo que queda de Baal, el nombre de ministros y sacerdotes,

5. los que se postran en los terrados ante el ejército del cielo, los que se postran ante Yahvé y juran por Milcón,

6. los que no siguen a Yahvé, los que no buscan a Yahvé ni le consultan.

7. ¡Silencio ante el Señor Yahvé, que está cerca el Día de Yahvé! Yahvé ha preparado un sacrificio, ha consagrado a sus invitados.

8. El día del sacrificio de Yahvé yo visitaré a los príncipes, a los hijos del rey, y a todos los que visten ropas extranjeras.

9. Aquel día visitaré a todos los que escalan el umbral, los que llenan la Casa de su Señor de violencia y de fraude.

10. Aquel día habrá - oráculo de Yahvé - gritos de auxilio en la Puerta del Pescado, gemidos en el Barrio Nuevo, desastre sonado en las colinas.

11. ¡Gemid, habitantes del Mortero, que han sido aniquilados los mercaderes, exterminados los que pesan la plata!

12. Sucederá en el tiempo aquel que escrutaré a Jerusalén con lámparas, pediré cuentas a los hombres que se apelmazan en sus heces, los que dicen en su interior: "¡Ni bien ni mal hace Yahvé!"

13. Será dada al saqueo su riqueza, sus casas a la devastación; casas construyeron, mas no las habitarán, viñas plantaron, mas no beberán su vino.

14. ¡Se acerca el gran Día de Yahvé, se acerca, viene a toda prisa! ¡Amargo el vocerío del día de Yahvé, entonces gritará hasta el soldado!

15. Aquel día será día de ira, día de angustia y aprieto, día de devastación y desolación, día de tinieblas y oscuridad, día de nubes y densa niebla,

16. día de trompeta y griterío, contra las ciudades fortificadas, contra los altos baluartes.

17. Pondré a los hombres en aprieto, y ellos andarán como ciegos, (porque pecaron contra Yahvé); su sangre se derramará como polvo, su carne como excrementos.

18. Ni su plata ni su oro podrán salvarlos el Día de la ira de Yahvé, cuando el fuego de su celo devore la tierra entera; pues acabará de forma terrorífica con todos los habitantes de la tierra.