Zacarías 1 - Biblia de Jerusalén 1998

Llamamiento a volver a Jehová

1. El octavo mes del año segundo de Darío dirigió Yahvé la palabra al profeta Zacarías (hijo de Berequías), hijo de Idó, en estos términos:

2. "Yahvé se irritó mucho con vuestros antepasados"

3. Les dirás: "Así dice Yahvé Sebaot: Volveos a mí - oráculo de Yahvé Sebaot - y yo me volveré a vosotros, dice Yahvé Sebaot.

4. No seáis como vuestros antepasados, a quienes los antiguos profetas predicaban así: "¡Convertíos de vuestra mala conducta y de vuestras malas obras!" Pero ellos no escucharon ni me hicieron caso - oráculo de Yahvé -.

5. ¿Dónde están ahora vuestros antepasados? ¿Vivirán siempre vuestros profetas?

6. Sin embargo, mis palabras y preceptos encomendados a mis siervos los profetas ¿no alcanzaron a vuestros padres? Por eso se convirtieron diciendo: "Yahvé Sebaot nos ha tratado como había decidido, según nuestra conducta y nuestras obras"."

La visión de los caballos

7. El día veinticuatro del undécimo mes (el mes de Sebat), el año segundo de Darío, Yahvé dirigió la palabra al profeta Zacarías (hijo de Berequías), hijo de Idó, en estos términos:

8. He tenido una visión esta noche. Un hombre, a lomos de un caballo alazán, estaba parado entre los mirtos de la hondonada; detrás de él había caballos rojos, alazanes y blancos.

9. Yo pregunté: "¿Quiénes son éstos, señor?" El ángel que hablaba conmigo me contestó: "Yo te enseñaré quiénes son."

10. Y el hombre que estaba entre los mirtos intervino diciendo: "Éstos son los que ha enviado Yahvé a recorrer la tierra."

11. Entonces ellos se dirigieron al ángel de Yahvé que estaba entre los mirtos y dijeron: "Hemos recorrido la tierra y hemos visto que toda la tierra vive en paz."

12. Tomó la palabra el ángel de Yahvé y dijo: "Oh Yahvé Sebaot, ¿hasta cuándo seguirás sin apiadarte de Jerusalén y de las ciudades de Judá, contra las que estás irritado desde hace setenta años?"

13. Yahvé respondió al ángel que hablaba conmigo palabras buenas, palabras de consuelo.

14. Y el ángel que hablaba conmigo me dijo: "Proclama lo siguiente: Así dice Yahvé Sebaot: Siento celos de Jerusalén y de Sión, unos celos terribles,

15. y estoy sobremanera encolerizado contra las naciones que se sienten seguras y que, cuando me vieron poco encolerizado, contribuyeron al mal.

16. Por eso, así dice Yahvé: Me vuelvo con piedad hacia Jerusalén: en ella será reedificado mi templo - oráculo de Yahvé Sebaot - y el cordel de medir será aplicado a Jerusalén.

17. Clama también y di: Así dice Yahvé Sebaot: Aún han de rebosar mis ciudades de bienes; aún consolará Yahvé a Sión y aún elegirá a Jerusalén."

Visión de los cuernos y los carpinteros

18.

19.

20.

21.