Versículos Bíblicos



Abdías 1 - Biblia de nuestro Pueblo

La humillación de Edom

1. ABDÍAS Visión de Abdías. Así dice el Señor a Edom: Hemos oído un mensaje de parte del Señor, un mensajero ha sido enviado a las naciones: ¡Arriba, a combatir contra ella!

2. Castigo a Edom Te convierto en la nación más pequeña y despreciable:

3. tu arrogancia te sedujo; porque habitas en rocas escarpadas, asentadas en las cimas, piensas: ¿Quién me derribará en tierra?

4. Pues aunque te remontes como un águila y pongas el nido en las estrellas, de allí te derribaré -oráculo del Señor-.

5. Si te invadieran salteadores o ladrones nocturnos, ¿se llevarían más de lo que necesitan? Si te invadieran vendimiadores, ¿no dejarían racimos?

6. ¡Ay de Esaú, destruido! Le han registrado y requisado sus tesoros;

7. te han empujado a la frontera tus aliados, tus amigos te han engañado y sometido, tus comensales te ponen trampas debajo.

8. Pues aquel día -oráculo del Señor- acabaré con los sabios de Edom, con los prudentes del monte de Esaú y no les quedará habilidad.

9. Se acobardarán tus soldados, Temán, y se acabarán los varones del monte de Esaú;

10. por la violencia criminal contra tu hermano Jacob, te cubrirá la vergüenza y perecerás para siempre.

11. En la caída de Jerusalén Sal 137,7 Aquel día estabas tú presente, el día que bárbaros capturaron su ejército, cuando extraños invadían la ciudad y se rifaban Jerusalén, tú eras uno de ellos.

12. No disfrutes del día de tu hermano, su día funesto, no te alegres por los judíos, el día de su desastre, no hables con insolencia el día del aprieto,

13. no entres en la capital de mi pueblo el día de su ruina, no disfrutes tú también de su desgracia el día de su ruina, no eches mano a sus riquezas el día de su ruina,

14. no aguardes a la salida para matar a los fugitivos, no vendas a los supervivientes el día del aprieto.

La exaltación de Israel

15. El día del Señor Ez 7; Sof 1,14 Se acerca el día del Señor para todas las naciones: lo que hiciste te lo harán, te pagarán tu merecido.

16. Como bebieron en mi monte santo, beberán todas las naciones por turno, beberán, se hartarán y desaparecerán sin dejar rastro.

17. Pero en el monte Sión quedará un resto que será santo y la casa de Jacob recobrará sus posesiones.

18. Jacob será el fuego, José será la llama, Esaú será la paja: arderá hasta consumirse; no quedará superviviente al pueblo de Esaú -lo ha dicho el Señor-.

19. Ocuparán el Negueb, el monte de Esaú, ocuparán la Sefela y Filistea, Benjamín y Galaad, los campos de Efraín, los campos de Samaría;

20. los desterrados israelitas, esos desgraciados, ocuparán Canaán hasta Sarepta; los desterrados de Jerusalén que viven en Sefarad ocuparán los poblados del Negueb;

21. después subirán victoriosos al monte Sión para gobernar el monte de Esaú, y el reino será del Señor.

>