Versículos Bíblicos



Cantares 1 - Biblia de nuestro Pueblo

La esposa y las hijas de Jerusalén

1. Canción sin rival, de Salomón

2. I. La esposa ¡Béseme con besos de su boca! ¡Son tus amores mejores que el vino!,

3. ¡Qué exquisito el olor de tus perfumes; aroma que se expande es tu nombre, por eso se enamoran de ti las doncellas!

4. Llévame contigo, ¡corramos!, ¡introdúceme, oh rey, en la alcoba; disfrutemos y gocemos juntos, saboreemos tus amores embriagadores! ¡Con razón de ti se enamoran!

5. II. Una muchacha ingenua Soy morena, pero fascinante, muchachas de Jerusalén, como las tiendas de Cadar, como las lonas de Salmá.

6. No se fijen en mi tez morena, el sol me ha bronceado: mis hermanos se enojaron conmigo: me pusieron a guardar las viñas; ¡y mi propia viña no la guardé!

7. III. El pastor inaccesible Dime, amado mío, dónde pastoreas, dónde recuestas tu rebaño al mediodía, para que no vaya como una prostituta tras los rebaños de tus compañeros.

8. Si no lo sabes por ti misma, la más bella de las mujeres, sigue las huellas del rebaño, y lleva a pastar tus cabritillas junto a las chozas de los pastores.

La esposa y el esposo

9. IV. Encantos femeninos Te comparo, amada mía, a la yegua de la carroza del Faraón.

10. ¡Qué bellos tus flanco oscilantes, y tu cuello entre collares!

11. Te haremos collarines de oro, con engastes de plata.

12. V. Una noche de amor Mientras el rey estaba en su diván, mi nardo exhalaba su perfume.

13. Bolsita de mirra es mi amado para mí: entre mis pechos descansa.

14. Manojito de alheña es mi amado para mí, en las viñas de Engadí.

15. VI. Diálogo en el bosque ¡Qué hermosa eres, amada mía, qué hermosa eres! ¡Palomas son tus ojos!

16. ¡Qué hermoso eres, amado mío, qué delicioso! ¡Y nuestro lecho es frondoso!

17. Las vigas de nuestra casa son de cedro, nuestro artesonado, de ciprés.

>