Colosenses 2 - Biblia de nuestro Pueblo

1. Quiero que sepan lo que tuve que luchar por ustedes, por los de Laodicea y por tantos que no me conocen personalmente,

2. para que se sientan animados y unidos en el amor; para que se colmen de toda clase de riquezas de conocimiento y así comprendan el secreto de Dios, que es Cristo.

3. En él se encierran todos los tesoros del saber y el conocimiento.

4. Lo digo para que nadie los engañe con argumentos seductores.

5. Porque, si con el cuerpo estoy ausente, en espíritu estoy con ustedes, contento de verlos formados y firmes en su fe en Cristo.

6. Vida cristiana Así, ya que han aceptado a Cristo Jesús como Señor, vivan unidos con él,

7. enraizados y cimentados en él, apoyados en la fe que les enseñaron, y dando siempre gracias a Dios.

Plenitud de vida en Cristo

8. ¡Tengan cuidado! No se dejen arrastrar por quienes los quieren engañar con teorías y argumentos falsos, ellos se apoyan en tradiciones humanas y en los poderes que dominan este mundo, y no en Cristo.

9. En él reside corporalmente la plenitud de la divinidad,

10. y de él reciben ustedes su plenitud. Él es la cabeza de todo mando y potestad.

11. Por él han sido circuncidados: no con la circuncisión que practican los hombres, descubriendo la carne del cuerpo, sino con la circuncisión de Cristo,

12. que consiste en ser sepultados con él en el bautismo y en resucitar con él por la fe en el poder de Dios, que lo resucitó a él de la muerte.

13. Ustedes estaban muertos por sus pecados y la incircuncisión carnal; pero Cristo los hizo revivir con él, perdonándoles todos los pecados.

14. Canceló el documento de nuestra deuda con sus cláusulas adversas a nosotros, y lo quitó de en medio clavándolo consigo en la cruz.

15. Despojó a los principados y potestades y los humilló, haciéndolos desfilar públicamente como prisioneros en su marcha triunfal.

16. Por tanto, que nadie los juzgue por asuntos de comida o bebida, o por no respetar fiestas, lunas nuevas o el día sábado.

17. Todo eso es sombra de lo venidero; la realidad es la persona de Cristo.

18. No dejen que los condenen esos que se hacen pasar por muy humildes y que dan culto a los ángeles, que pretenden tener visiones, y que se hinchan de orgullo a causa de sus pensamientos humanos;

19. en vez de unirse a la cabeza, de la cual todo el cuerpo, a través de articulaciones y ligamentos, recibe sustento y cohesión y crece conforme al plan de Dios.

20. Nueva vida con Cristo Si con Cristo han muerto a los poderes del mundo, ¿por qué se someten a los dictados de los que viven en el mundo?

21. No toques eso, no pruebes aquello, no lo tomes con tus manos

22. -cosas destinadas a gastarse con el uso-, no son más que preceptos y enseñanzas humanas.

23. Estas doctrinas tienen apariencia de sabiduría, por su religiosidad afectada, su mortificación y su desprecio del cuerpo; pero no sirven sino para satisfacer la sensualidad.