Génesis 2 - Biblia de nuestro Pueblo

1. Y quedaron concluidos el cielo, la tierra y todo el universo.

2. Para el día séptimo había concluido Dios toda su tarea; y descansó el día séptimo de toda su tarea.

3. Y bendijo Dios el día séptimo y lo consagró, porque ese día Dios descansó de toda su tarea de crear.

El hombre en el huerto del Edén

4. Ésta es la historia de la creación del cielo y de la tierra. El Paraíso Ez 28,12-19 Cuando el Señor Dios hizo la tierra y el cielo,

5. no había aún matorrales en la tierra, ni brotaba hierba en el campo, porque el Señor Dios no había enviado lluvia a la tierra, ni había hombre que cultivase el campo

6. y sacase un manantial de la tierra para regar la superficie del campo.

7. Entonces el Señor Dios modeló al hombre con arcilla del suelo, sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre se convirtió en un ser vivo.

8. El Señor Dios plantó un jardín en Edén, hacia el oriente, y colocó en él al hombre que había modelado.

9. El Señor Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles hermosos de ver y buenos de comer; además, hizo brotar el árbol de la vida en mitad del jardín y el árbol del conocimiento del bien y del mal.

10. En Edén nacía un río que regaba el jardín y después se dividía en cuatro brazos:

11. el primero se llama Pisón y rodea todo el territorio de Javilá, donde hay oro;

12. el oro de esa región es de calidad, y también hay allí ámbar y ónice.

13. El segundo río se llama Guijón, y rodea toda la Nubia.

14. El tercero se llama Tigris, y corre al este de Asiria. El cuarto es el Éufrates.

15. El Señor Dios tomó al hombre y lo colocó en el jardín del Edén, para que lo guardara y lo cultivara.

16. El Señor Dios mandó al hombre: -Puedes comer de todos los árboles del jardín;

17. pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comas; porque el día en que comas de él, quedarás sujeto a la muerte.

18. El Señor Dios se dijo: -No está bien que el hombre esté solo; voy a hacerle una ayuda adecuada.

19. Entonces el Señor Dios modeló de arcilla todas las fieras salvajes y todos los pájaros del cielo, y se los presentó al hombre, para ver qué nombre les ponía. Y cada ser vivo llevaría el nombre que el hombre le pusiera.

20. Así, el hombre puso nombre a todos los animales domésticos, a los pájaros del cielo y a las fieras salvajes. Pero entre ellos no encontró la ayuda adecuada.

21. Entonces el Señor Dios hizo caer sobre el hombre un profundo sueño, y el hombre se durmió. Luego le sacó una costilla y llenó con carne el lugar vacío.

22. De la costilla que le había sacado al hombre, el Señor Dios formó una mujer y se la presentó al hombre.

23. El hombre exclamó: -¡Ésta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Su nombre será Mujer, porque la han sacado del Hombre.

24. Por eso el hombre abandona padre y madre, se junta a su mujer y se hacen una sola carne.

25. Los dos estaban desnudos, el hombre y su mujer, pero no sentían vergüenza.