Versículos Bíblicos



Hageo 1 - Biblia de nuestro Pueblo

Exhortación a edificar el templo

1. AGEO El año segundo del reinado de Darío, el día primero del sexto mes, el Señor dirigió la palabra, por medio del profeta Ageo, a Zorobabel, hijo de Sealtiel, gobernador de Judea, y a Josué, hijo de Yosadac, sumo sacerdote:

2. Primer oráculo -Así dice el Señor Todopoderoso: Este pueblo anda diciendo que todavía no ha llegado el momento de reconstruir el templo.

3. Y el Señor dirigió la palabra, por medio del profeta Ageo:

4. -¿De modo que es tiempo de vivir en casas lujosas, mientras el templo está en ruinas?

5. Pues ahora, así dice el Señor Todopoderoso: Fíjense en su situación:

6. Siembran mucho, pero cosechan poco, comen, pero se quedan con hambre; beben, pero siguen sedientos; se abrigan, pero tienen frío; y el asalariado guarda su paga en saco roto.

7. Así dice el Señor Todopoderoso: Fíjense en su situación

8. suban al monte, traigan maderos, construyan el templo; yo lo aceptaré y mostraré en él mi gloria -dice el Señor-.

9. Esperaban abundancia, resultó escasez; lo que guardan en su casa, yo lo disperso de un soplo; ¿por qué? -oráculo del Señor Todopoderoso-. Porque mi casa está en ruinas, mientras ustedes disfrutan cada uno de su casa.

10. Por eso el cielo ha retenido el rocío y la tierra ha retenido la cosecha;

11. porque he llamado una sequía sobre la tierra y los montes; sobre el trigo, el vino, el aceite; sobre los productos del campo, sobre hombres y ganados; sobre todos sus trabajos.

12. Zorobabel, hijo de Sealtiel, y Josué, hijo de Yosadac, sumo sacerdote, y el resto del pueblo obedecieron al Señor; porque el pueblo, al oír las palabras del profeta Ageo, tuvo miedo al Señor.

13. Ageo, mensajero del Señor, transmitió al pueblo este mensaje del Señor: -Yo estoy con ustedes -oráculo del Señor-.

14. El Señor movió a Zorobabel, hijo de Sealtiel, gobernador de Judea; a Josué, hijo de Yosadac, sumo sacerdote, y al resto del pueblo; ellos fueron y emprendieron las obras del templo del Señor de los ejércitos, su Dios.

15. Era el veinticuatro del sexto mes.

>