Versículos Bíblicos



Marcos 1 - Biblia de nuestro Pueblo

Predicación de Juan el Bautista

1. Juan el Bautista Mt 3,1-12; Lc 3,1-18; cfr. Jn 1,19-28 Comienzo de la Buena Noticia de Jesús, Mesías. [Hijo de Dios.]

2. Tal como está escrito en la profecía de Isaías: Mira, envío por delante a mi mensajero para que te prepare el camino.

3. Una voz grita en el desierto: Preparen el camino al Señor, enderecen sus senderos.

4. Se presentó Juan en el desierto, bautizando y predicando un bautismo de arrepentimiento para el perdón de los pecados.

5. Toda la población de Judea y de Jerusalén acudía a él, y se hacía bautizar en el río Jordán, confesando sus pecados.

6. Juan llevaba un manto hecho de pelo de camello, con un cinturón de cuero en la cintura, y comía saltamontes y miel silvestre.

7. Y predicaba así: -Detrás de mí viene uno con más autoridad que yo, y yo no soy digno de agacharme para soltarle la correa de sus sandalias.

8. Yo los he bautizado con agua, pero él los bautizará con Espíritu Santo.

El bautismo de Jesús

9. Bautismo de Jesús Mt 3,13-17; Lc 3,21s; cfr. Jn 1,29-34 En aquel tiempo vino Jesús de Nazaret de Galilea y se hizo bautizar por Juan en el Jordán.

10. En cuanto salió del agua, vio el cielo abierto y al Espíritu bajando sobre él como una paloma.

11. Se oyó una voz del cielo que dijo: -Tú eres mi Hijo querido, mi predilecto.

Tentación de Jesús

12. Jesús puesto a prueba Mt 4,1-11; Lc 4,1-13 Inmediatamente el Espíritu lo llevó al desierto,

13. donde pasó cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivía con las fieras y los ángeles le servían.

Jesús principia su ministerio

14. En Galilea Mt 4,12.17; Lc 4,14s Cuando arrestaron a Juan, Jesús se dirigió a Galilea a proclamar la Buena Noticia de Dios

15. diciendo: -Se ha cumplido el tiempo y está cerca el reino de Dios: arrepiéntanse y crean en la Buena Noticia.

Jesús llama a cuatro pescadores

16. Llama a los primeros discípulos Mt 4,18-22; Lc 5,1-11; cfr. Jn 1,35-51 Caminando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés que echaban una red al agua, pues eran pescadores.

17. Jesús les dijo: -Vengan conmigo y los haré pescadores de hombres.

18. Inmediatamente, dejando las redes, le siguieron.

19. Un trecho más adelante vio a Santiago de Zebedeo y a su hermano Juan, que arreglaban las redes en la barca.

20. Los llamó. Ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, se fueron con él.

Un hombre que tenía un espíritu inmundo

21. El endemoniado de Cafarnaún Lc 4,31-37 Llegaron a Cafarnaún y el sábado siguiente entró en la sinagoga a enseñar.

22. La gente se asombraba de su enseñanza porque les enseñaba con autoridad, no como los letrados.

23. En aquella sinagoga había un hombre poseído por un espíritu inmundo, que gritó:

24. -¿Qué tienes que ver con nosotros, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Sé quién eres: ¡el Consagrado de Dios!

25. Jesús le increpó: -¡Calla y sal de él!

26. El espíritu inmundo lo sacudió, dio un fuerte grito y salió de él.

27. Todos se llenaron de estupor y se preguntaban: -¿Qué significa esto? Es una enseñanza nueva, con autoridad. Hasta a los espíritus inmundos les da órdenes y le obedecen.

28. Su fama se divulgó rápidamente por todas partes, en toda la región de Galilea.

Jesús sana a la suegra de Pedro

29. Sanaciones Mt 8,14-16; Lc 4,38-41 Después salió de la sinagoga y con Santiago y Juan se dirigió a casa de Simón y Andrés.

30. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo comunicaron inmediatamente.

31. Él se acercó, la tomó de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles.

Muchos sanados al ponerse el sol

32. Al atardecer, cuando se puso el sol, le llevaron toda clase de enfermos y endemoniados.

33. Toda la población se agolpaba a la puerta.

34. Él sanó a muchos enfermos de dolencias diversas y expulsó muchos demonios, pero a éstos no les permitía hablar, porque sabían quién era él.

Jesús recorre Galilea predicando

35. Oración y predicación de Jesús Lc 4,42-44 Muy de madrugada se levantó, salió y se dirigió a un lugar despoblado, donde estuvo orando.

36. Simón y sus compañeros salieron tras él

37. y cuando lo alcanzaron, le dijeron: -Todos te están buscando.

38. Les respondió: -Vámonos de aquí a los pueblos vecinos, para predicar también allí, pues a eso he venido.

39. Y fue predicando en las sinagogas de toda Galilea y expulsando demonios.

Jesús sana a un leproso

40. Sana a un leproso Mt 8,1-4; Lc 5,12-16 Se le acercó un leproso y [arrodillándose] le suplica: -Si quieres, puedes sanarme.

41. Él se compadeció, extendió la mano, lo tocó y le dijo: -Lo quiero, queda sano.

42. Al instante se le fue la lepra y quedó sano.

43. Después lo despidió advirtiéndole enérgicamente:

44. -Cuidado con decírselo a nadie. Ve a presentarte al sacerdote y, para que le conste, lleva la ofrenda de tu sanación establecida por Moisés.

45. Pero él salió y se puso a proclamar y divulgar el hecho, de modo que Jesús no podía presentarse en público en ninguna ciudad, sino que se quedaba fuera, en lugares despoblados. Y de todas partes acudían a él.

>