Versículos Bíblicos



Rut 1 - Biblia de nuestro Pueblo

1. RUT La muchacha forastera En tiempo de los Jueces hubo hambre en el país, y un hombre emigró, con su mujer y sus dos hijos, desde Belén de Judá a los campos de Moab.

2. Se llamaba Elimélec; su mujer, Noemí, y sus hijos, Majlón y Kilión. Eran efrateos, de Belén de Judá. Llegados a la campiña de Moab, se establecieron allí.

3. Elimélec, el marido de Noemí, murió, y quedaron con ella sus dos hijos,

4. que se casaron con dos mujeres moabitas: una se llamaba Orfá y la otra Rut. Pero al cabo de diez años de residir allí,

5. murieron también los dos hijos, Majlón y Kilión, y la mujer se quedó sin marido y sin hijos.

6. Al enterarse de que el Señor había atendido a su pueblo dándole pan, Noemí con sus dos nueras emprendió el camino de vuelta desde la campiña de Moab.

7. En compañía de sus dos nueras salió del lugar donde residía, y emprendieron el regreso al país de Judá.

8. Noemí dijo a sus dos nueras: -Váyanse, vuelvan cada una a la casa de su madre. Que el Señor las trate con piedad, como ustedes lo hicieron con mis muertos y conmigo.

9. El Señor les conceda vivir tranquilas en casa de un nuevo marido. Y las abrazó. Ellas, rompiendo a llorar,

10. le respondieron: -¡De ningún modo! Volveremos contigo a tu pueblo.

11. Noemí insistió: -Regresen, hijas mías. ¿Por qué quieren venir conmigo? ¿Yo ya no voy a tener más hijos que puedan casarse con ustedes?

12. Vayan, hijas mías, vuélvanse, que soy demasiado vieja para casarme. Y aunque pensara que me queda esperanza, y me casara esta noche, y tuviera hijos,

13. ¿van a esperar a que crezcan, van a renunciar, por ellos, a casarse? No, hijas. Mi suerte es más amarga que la de ustedes, porque la mano del Señor se ha desatado contra mí.

14. De nuevo rompieron a llorar. Orfá se despidió de su suegra y volvió a su pueblo, mientras que Rut se quedó con Noemí.

15. Noemí le dijo: -Mira, tu cuñada se ha vuelto a su pueblo y a su dios. Vuélvete tú con ella.

16. Pero Rut contestó: -No insistas en que te deje y me vuelva. A donde tú vayas, yo iré, donde tú vivas, yo viviré; tu pueblo será el mío, tu Dios será mi Dios;

17. donde tú mueras, allí moriré y allí me enterrarán. Sólo la muerte podrá separarnos, y si no, que el Señor me castigue.

18. Al ver que se empeñaba en ir con ella, Noemí no insistió más.

19. Y siguieron caminando las dos hasta Belén. Cuando llegaron, se alborotó toda la población, y las mujeres decían: -¡Si es Noemí!

20. Ella corregía: -No me llamen Noemí. Llámenme Mara, porque el Todopoderoso me ha llenado de amargura.

21. Partí llena de bienes, y el Señor me trae vacía. No me llamen Noemí, que el Señor me afligió, el Todopoderoso me maltrató.

22. Así fue como Noemí, con su nuera Rut, la moabita, volvió de la campiña de Moab. Empezaba la cosecha de la cebada cuando llegaron a Belén.

>