Filemón 1 - Biblia Castilian 2003

Salutación

1. Pablo, prisionero de Cristo Jesús, y Timoteo, el hermano, a nuestro querido colaborador, Filemón,

2. a nuestra hermana Apfia, a nuestro compa ero de armas Arquipo y a la iglesia que se reúne en tu casa:

3. Gracia a vosotros y paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Se or Jesucristo.

4. Doy gracias a mi Dios y te recuerdo constantemente en mis oraciones

5. - ya que tengo noticias de que tu amor y la fe que tienes en el Se or Jesús alcanzan a todo el pueblo santo -,

6. para que, compartiendo la fe que tienes, se llegue a producir un perfecto conocimiento de tanto bien como hay entre nosotros, para gloria de Cristo.

7. Tuve, en efecto, mucho gozo y consuelo a causa de tu caridad, ya que por tu medio, hermano, han recibido alivio los corazones del pueblo santo.

Pablo intercede por Onésimo

8. Por lo cual, aun teniendo amplia libertad en Cristo para mandarte lo que debes hacer,

9. más bien prefiero recurrir a la súplica, por motivos de amor, presentándome como quien soy, Pablo, anciano y ahora, por a adidura, prisionero por Cristo Jesús.

10. Te suplico, pues, por este hijo m o, a quien engendré entre las cadenas, Onésimo,

11. el que en un tiempo te fue inútil, pero que ahora es útil [tanto] para ti como para m.

12. Ahora te lo devuelvo, es decir, te devuelvo a quien es mi propio corazón.

13. Yo quer a retenerlo a mi lado, para que me sirviera, en tu lugar, en las cadenas del evangelio;

14. no obstante, nada he querido hacer sin tu consentimiento, para que esta buena acción tuya no resultara como hecha por compromiso, sino con espontaneidad.

15. Pues quizá por esto se apartó de ti temporalmente: para que lo recuperaras para siempre;

16. y no ya como esclavo, sino mucho más que esclavo: como hermano muy querido, especialmente para m, y cuánto más para ti, tanto en el aspecto humano como en el Se or.

17. Si me tienes, pues, por compa ero, rec belo como a m mismo.

18. Y si en algo te perjudicó o algo te debe, eso ponlo a mi cuenta,

19. yo, Pablo, lo firmo de mi pu o y letra; yo pagaré, por no decirte que tú también te debes a m.

20. S, hermano, que saque yo algún provecho de ti en el Se or. ¡Alivia mi corazón en Cristo!

21. Confiado plenamente en tu condescendencia, te escribo, seguro de que harás más de lo que te pido.

22. De paso, prepárame también alojamiento; pues espero que, por vuestras oraciones, Dios os dará el regalo de mi presencia.

Salutaciones y bendición final

23. Te saludan Epafras, mi compa ero de prisión en Cristo Jesús,

24. Marcos, Aristarco, Demas y Lucas, que son colaboradores m os.

25. La gracia del Se or Jesucristo sea con vuestro esp ritu.

>