Rut 2 - Biblia Castilian 2003

1. Ten a Noem un pariente por parte de su marido; era un hombre muy rico, de la misma familia que Elimélec, llamado Booz.

2. Rut, la moabita, dijo a Noem: "Perm teme ir al campo a recoger espigas tras de aquel a cuyos ojos hallare yo favor". Ella le respondió: "Vete, hija m a".

3. Fue, pues, y se puso a espigar en un campo tras los segadores. Casualmente aquel campo era propiedad de Booz, de la familia de Elimélec.

4. Booz llegaba entonces de Belén y dijo a los segadores: "¡Yahveh sea con vosotros!" Y le respondieron: "¡Que Yahveh te bendiga!".

5. Preguntó entonces Booz al criado que estaba al frente de los segadores: "¿De quién es esa joven?".

6. El criado que estaba al frente de los segadores le respondió: "Es una joven moabita que ha venido con Noem de los campos de Moab.

7. Ella me dijo: "Perm teme espigar fuera de las gavillas tras los segadores". Llegó y ha estado desde la ma ana hasta ahora, sin descansar más que un momento en la caba a".

8. Booz dijo entonces a Rut: "¿Me oyes, hija m a? No vayas a espigar a otro campo, ni te alejes de aqu; únete a mis criadas.

9. Tú te fijas en el campo que se siega y te vas tras ellas. ¿No he mandado a los criados que no te molesten? Y cuando tengas sed, vete a los cántaros y bebe de lo que hayan sacado del pozo los jóvenes".

10. Cayó ella rostro en tierra y, postrada, le dijo: "¿Por qué he encontrado favor a tus ojos y te interesas por m, siendo yo extranjera?".

11. Respondióle Booz: "Me han informado muy bien de todo lo que hiciste en favor de tu suegra después de morir tu marido, y de cómo abandonaste a tu padre y a tu madre y la tierra de tu parentela, para venir a un pueblo que anteriormente no conoc as.

12. Que Yahveh recompense tu acción y que recibas cumplida retribución de Yahveh, Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte".

13. Ella le dijo a su vez: "Halle yo favor a tus ojos, se or m o, ya que me has consolado y has hablado al corazón de tu sierva, a pesar de no ser yo ni siquiera una de tus criadas".

14. A la hora de la comida, le dijo Booz: "Acércate aqu, toma pan y moja en la salsa con vinagre tu rebanada". Ella se sentó al lado de los segadores, y él le ofreció trigo tostado, del que ella comió hasta saciarse y aún le sobró.

15. Se levantó después para espigar, y Booz les dio esta orden a sus criados: "Dejadla espigar también entre las gavillas sin llamarle la atención;

16. incluso dejad caer como al descuido para ella algunas espigas de los manojos, y permitid que ella las espigue sin reprenderla por eso".

17. As estuvo ella espigando en el campo hasta la tarde. Y cuando desgranó lo que hab a espigado, obtuvo casi un efa de cebada.

18. Cargó con ello, se fue a la ciudad y mostró a su suegra lo que hab a espigado. Luego sacó lo que le hab a sobrado después de saciarse y se lo dio.

19. Le dijo entonces su suegra: "¿Dónde has espigado hoy y dónde estuviste trabajando? ¡Bendito sea quien se ha fijado en ti!". Ella le contó a su suegra con quién hab a trabajado y le dijo: "El hombre con quien he trabajado hoy se llama Booz".

20. Entonces Noem dijo a su nuera: "¡Bendito sea él de parte de Yahveh, que no niega su benevolencia ni a los vivos ni a los muertos!". Y le a adió Noem: "Ese hombre es pariente próximo nuestro y uno de los que tienen derecho a nuestro rescate".

21. A adió entonces Rut, la moabita: "Además me dijo: "Sigue con mis criadas hasta que se haya terminado toda la siega de lo m o"".

22. Dijo Noem a su nuera Rut: "Es mejor, hija m a, que salgas con sus criadas, para que no te molesten en otro campo".

23. Se juntó, pues, ella con las criadas de Booz para espigar, hasta que se terminó la siega de la cebada y la del trigo. Y segu a viviendo con su suegra.

>