Deuteronomio 1 - La Biblia del Oso  RV1569

Moisés recuerda a Israel las promesas de Jehová en Horeb

1. ESTAS ſon las palabras que habló Moyſen à todo Iſrael de la otra parte del Iordan en el deſierto, enel llano, delante del mar Bermejo, entre Pharan, y Thophel, y Laban, y Haſeroth, y Dizahab.

2. Onze jornadas ay deſde Horeb camino del monte de Seir haſta Cades barne.

3. Y fue, que à los quarẽta años, en el mes Vndecimo, àl primero del mes, Moyſen habló à los hijos de Iſrael con forme à todas las coſas que Iehoua le auia mandado acerca deellos:

4. Deſpues que hirió à Sehon rey de los Amorrheos, que habitaua en Heſebon, yà Og rey de Baſan, q̃ habitaua en Aſtharoth en Edrai,

5. De la otra parte del Iordan en tierra de Moab quiſo Moyſen declarár eſta Ley diziendo,

6. Iehoua nueſtro Dios nos habló en Horeb, diziendo, Harto aueys eſtado en eſte monte,

7. Bolueos, partios, y id al monte del Amorrheo, y à todas ſus comarcas enel llano, en el mõte, y en los valles, y àl Mediodia, y à la coſta de la mar: à la tierra del Chananeo, y el Libano haſta el gran Rio, el rio de Euphrates.

8. Mirad, yo he dado la tierra en vueſtra preſencia, entrad y poßeed la tierra, que Iehoua juró à vueſtros padres Abrahã, Iſaac, y Iacob, que les daria à ellos y à ſu ſimiente deſpues deellos.

Nombramiento de jueces

9. Y yo os hablé entonces, diziendo, Yo no puedo lleuaros ſolo,

10. Iehoua vueſtro Dios os ha multiplicado, que heaqui ſoy s oy voſotros como las eſtrellas del cielo en multitud.

11. Iehoua Dios de vueſtros padres añida ſobre voſotros como ſoys mil vezes, y os bendiga, como os há prometido.

12. Como lleuaré yo ſolo vueſtras moleſtias, vueſtras cargas, y vueſtros pleytos?

13. Dad de voſotros varones ſabios y entendidos, y expertos, de vueſtros tribus, paraque yo los ponga por vueſtras cabeças.

14. Y reſpondiſteſme y dixiſtes, Bueno es loque has dicho para que ſe haga.

15. Y tomé los principales de vueſtros tribus, varones ſabios y expertos, y puſelos por principes ſobre voſotros, principes de millares, y principes de ciẽtos, y principes de cincuenta, y principes de diez, y gouernadores à vueſtros tribus.

16. Y entonces mandé à vueſtros juezes, diziendo, Oyd entre vueſtros hermanos, y juzgad juſtamente entré el hombre y ſu hermano, y entre ſu eſtrangero.

17. No tengays reſpeo de perſonas en el juyzio: anſi àl pequeño como al grande oyreys: no aureys temor de ninguno, porque el juyzio es de Dios: y la cauſa que os fuere difficil, llegareys à mi, y yo la oyré.

18. Y entonces os mandé todo loque ouießedes de hazer.

Misión de los doce espías

19. Y partidos de Horeb anduuimos todo eſte deſierto grande y temeroſo, que aueys viſto, por el camino del mõte del Amorrheo, como Iehoua nueſtro Dios nos lo mandó, y llegamos haſta Cades barne.

20. Y dixeos, llegado aueys ál monte del Amorrheo, el qual Iehoua nueſtro Dios nos dá.

21. Mira, Iehoua tu Dios ha dado delante de ti la tierra: ſube y poßee, como Iehoua el Diosde tus padres te ha dicho, no temas, ni deſmayes.

22. Y llegaſtes à mi todos voſotros, y dixiſtes, Embiemos varones delãte de noſotros, que nos reconozcan la tierra, y nos tornen la reſpueſta: el camino por dõde hemos de ſubir, y las ciudades à dõde hemos de venir.

23. Y el dicho me pareció bien, y tomé doze varones de voſotros vn varon por tribu,

24. Y boluieron, y ſubieron àl monte, y vinieron haſta el arroyo de Eſcol, y reconocieron la tierra.

25. Y tomaron en ſus manos del fruto de la tierra, y truxeron nos lo, y dierõ nos la reſpueſta, y dixerõ, Buena es la tierra que Iehoua nueſtro Dios nos dá.

26. Y no quiſiſtes ſubir, mas rebellaſtes àl dicho de Iehoua vueſtro Dios.

27. Y murmuraſtes en vueſtras tiendas, diziendo, Porque Iehoua nos aborrecia, nos facó de tierra de Egypto, para entregarnos en mano del Amorrheo para deſtruyrnos.

28. Dõde ſubimos? Nueſtros hermanos han hecho deſleyr nueſtro coraçon, dizien do, Eſte pueblo es mayor y mas alto que noſotros: las ciudades grandes y encaſtilladas haſta el cielo, y tambiẽ vimos alli hijos de gigantes.

29. Entonces yo os dixe, No temays, ni ayays miedo de ellos:

30. Iehoua vueſtro Dios, el que va delante de voſotros, el peleará por voſotros, cõforme à todas las coſas que hizo con voſotros en Egypto delante de vueſtros ojos;

31. Y en el deſierto, has viſto que Iehoua tu Dios te ha traydo, como trae el hombre à ſu hijo, por todo el camino que aueys andado, haſta que aueys venido à eſte lugar.

32. Y aun con eſto no aueys creydo en Iehoua vueſtro Dios.

33. El qual yua delante de voſotros por el camino para reconoceros el lugar donde auiades de aßentar el campo, con fuego de noche, para moſtrâros el camino por donde anduuießedes: y con nuue de dia.

Dios castiga a Israel

34. Y oyó Iehoua la boz de vueſtras palabras, y enojoſe, y juró, diziendo,

35. No verá hombre de eſtos, eſta mala generacion, la buena tierra, que juré que auia dedar à vueſtros padres:

36. Sino fuêre Caleb hijo de Iephone, el la verá, y yo le daré la tierra que holló, à el y à ſus hijos, por que cumplió enpos de Iehouá.

37. Y tambien contra mi ſe ayró Iehoua por voſotros, diziendo, Tampoco tu entrarás allá.

38. losue hijo de Nun, que eſtá delante de ti, el entrará allá eßuerçalo, porq̃ el la hará heredar à Iſrael.

39. Y vueſtros chiquitos, de los quales dixiſtes, Serán por preſa; y vueſtros hijos, que no ſaben oy bueno ni malo, ellos entrarán allá, y à ellos la daré, y ellos la heredarán.

40. Y voſotros bolueos, y partios àl deſierto camino del mar Bermejo.

La derrota en Horma

41. Y reſpondiſtes y dixiſtes me, Peccamos à Iehoua, noſotros ſubiremos, y pelearemos, conforme à todo loque Iehoua nueſtro Dios nos ha mandado. Y armaſtes os cada vno de ſus armas de guerra, y apercebiſtes os para ſubir àl monte,

42. Y Iehoua me dixo, Diles, No ſubays, ni peleeys, porque yo no eſt o y entre voſotros, y no ſeays heridos delãte de vueſtros enemigos.

43. Y hableos y no oyſtes; antes rebellaſtes àl dicho de Iehoua, y porfiaſteis conſoberuia, y ſubiſtes àl monte.

44. Y ſalió el Amorrheo, que habitaua en aquel monte, à vueſtro encuentro, y perſiguieron os, como hazen las abiſpas, y quebrantaron os en Seir haſta Horma.

45. Y boluiſtes, y lloraſtes delante de Iehoua, y Iehoua no oyó vueſtra boz, ni os eſcuchó.

46. Y eſtuuiſtes en Cades por muchos dias, como parece en los dias que aueys eſtado.