Eclesiastés 2 - La Biblia del Oso  RV1569

1. Dixe yo tambien en mi coraçon: Aora ven àca, yo tentaré en alegria. Mira en bien. Y eſto tambien era vanidad.

2. A la riſa dixe, Enloqueces, y àl plazer: De que ſirue eſto?

3. Yo propuſe en mi coraçon de atraer àl vino mi carne, y que mi coraçon anduuieße en ſabiduria: y retuuieße la locura; haſta ver qual fueße el bien de los hijos de los hombres, en el qual ſe ocupaßen debaxo del cielo todos los dias de ſu vida.

4. Engrandeci mis obras, edifiquéme caſas, plantéme viñas;

5. Hizeme huertos, y jardines: y planté en ellos arboles de todos frutos.

6. Hizeme eſtanques de aguas para regar deellos el boſq̃ donde crecian los arboles.

7. Poßey ſieruos y ſieruas, y tuue hijos de familia: tambiẽ tuue poßeßion grande de vacas y ouejas ſobre todos los que fueron antes de mi en Ieruſalem.

8. Allegueme tãbiẽ plata y oro, y theſoro preciado de reyes y de prouincias. Hize me cantores, y cantoras; y todos los deleytes de los hijos de los hombres, Cymphonia y Cymphonias.

9. Y fué magnificado, y aumentado mas q̃ todos los q̃ fueron antes de mi en Ieruſalem: de mas deeſto mi ſabiduria me perſeueró.

10. No negué à mis ojos ninguna coſa q̃ deßeaßen: ni aparté à mi coraçon de toda alegria: porq̃ mi coraçon gozó de todo mi trabajo: y eſta fué mi parte de todo mi trabajo.

11. A lcabo yo miré todas las obras q̃ auian hecho mis manos, y el trabajo q̃ tome para hazerlas, y heaqui todo vanidad, y afliccion de eſpiritu: y que no ay mas debaxo del Sol.

12. Deſpues yo torné à mirar para ver la Sabiduria, y los deſuarios; y la locura: (porque que hombre ay que pueda ſeguir àl rey en loque ya hizieron?)

13. Y yo vide que la ſabiduria ſobrepuja à la locura, como la luz à las tinieblas.

14. El ſabio tiene ſus ojos en ſu cabeça: mas el loco, anda en tinieblas. Y entendi tambien yo que vn miſmo ſuceßo ſucederá al vno y àl otro.

15. Y yo dixe en mi coraçon: Como ſucederá àl loco me ſucederá tãbiẽ à mi: paraq̃ pues hé trabajado haſta aora por hazerme mas ſabio? y dixe en mi coraçon, q̃ tambiẽ eſto era vanidad.

16. Porq̃ ni del ſabio, ni del loco, aurá memoria para ſiempre: porq̃ en viniendo pocos dias ya todo ſerá oluidado; y tambien morirá el ſabio, como el loco.

17. Y aborreci la vida: porq̃ toda obra que ſe hazia debaxo del Sol, me era faſtidioſa porq̃ todo era vanidad y afliciõ de eſpiritu

18. Y yo aborreci todo mi trabajo, enque trabajé debaxo del Sol: el qual dexaré à otro, que vendrá deſpues de mi.

19. Y quien ſabe ſi ſerá ſabio, o loco, el q̃ ſe enſeñoreará en todo mi trabajo, en q̃ yo trabaje, y en q̃ me hize ſabio debaxo del Sol? Eſto tambien es vanidad.

20. Y yo torneme para deſeſperar mi coraçõ, por todo el trabajo en q̃ trabajé: y en que me hize ſabio debaxo del Sol.

21. Que trabáje el hõbre cõ ſabiduria, y con ſciencia, y cõ reitud, y q̃ aya de dar ſu hazienda à hombre q̃ nunca trabajó en ello? Tambien eſto es vanidad, y gran trabajo.

22. Porq̃ que tiene el hõbre por todo ſu trabajo y fatiga de ſu coraçon, en q̃ el trabajó debaxo del Sol?

23. Por que todos ſus dias no ſon ſi no dolores, y enojos ſus ocupaciones, aun de noche no repoſa ſu coraçon. Eſto tambien es vanidad.

24. No ay luego bien para el hõbre, ſi no que coma y beua; y que ſu alma vea el bien de ſu trabajo. Tambien vide yo, q̃ eſto es de la mano de Dios.

25. Porque quien comerá, y quien ſe curará mejor que yo?

26. Porque àl hombre que es bueno delante de Dios, el le dá ſabiduria, y ſciencia, y alegria: mas àl peccador dió ocupacion, que allegue, y amõtòne, paraque dé àl bueno delante deel. Tambien eſto es vanidad y aflicion de eſpiritu.