Judas 1 - La Biblia del Oso  RV1569

Salutación

1. IVDAS ſieruo de Ieſus el Chriſto, y hermano de Iacobo, à los llamados, ſanificados en Dios Padre, y conſeruados en Ieſus el Chriſto:

2. Miſericordia y paz, y charidad os ſea multiplicada.

Falsas doctrinas y falsos maestros

3. Amados, por la gran ſolicitud que tenia de eſcreuiros de la comun ſalud, hame ſido neceßario eſcreuiros amoneſtando hos que os eſforceys à perſeuerar en la fe, que ha ſido vna vez dada à los Sanos.

4. Porque algunos hombres han encubiertamente entrado ſin temor ni reuerencia de Dios: los quales deſde antes auian eſtado ordenados para eſta condenacion, conuirtiendo la gracia de nueſtro Dios en dißolucion, y negando à Dios que ſolo es el que tiene dominio, y à nueſtro Señor Ieſus el Chriſto.

5. Quiero hos pues amoneſtar que alguna vez aueys ſabido eſto, que el Señor auiendo ſaluado àl pueblo de Egypto, deſpues deſtruyó à los que no creyan.

6. Y que à los angeles que no guardarõ ſu origen, mas dexaron ſu habitacion, los ha reſeruado debaxo de obscuridad en priſiones eternas haſta el juyzio de aquel gran dia.

7. Como Sodoma y Gomorha, y las ciudades comarcanas, las quales de la miſma manera que ellos auian fornicado, y auian ſeguido deſenfrenadamente la carne eſtraña, fueron pueſtas por exemplo, auiendo recebido el juyzio del fuego eterno:

8. Y ſemejantemente tambien eſtos engañados en ſueño, enſuzian ſu carne, y menoſprecian la Poteſtad, y vituperan las Poteſtades ſuperiores.

9. Pues quando el archangel Michael cõtendia con el diablo, diſputando ſobre el cuerpo de Moyſen, no ſe atreuió à vſar de juyzio de maldicion contra el, antes le dixo, El Señor te reprehenda.

10. Mas eſtos maldizen las coſas que no conocen: y las coſas que naturalmente conocen, ſe corrompen en ellas como beſtias brutas.

11. Ay dellos: porque han ſeguido el camino de Cain, y han venido à parar en el error del premio de Balaam, y perecieron en la contradicion de Core.

12. Eſtos ſon manchas en vueſtros combites, que vanqueteã juntamente, apacẽtandoſe a ſi miſmos ſin temor alguno: nuues ſin agua, las quales ſon lleuadas de acà para allá de los vientos: arboles marchitos como en Otoño, ſin fruo, dos vezes muertos y deſarray gados.

13. Fieras ondas de la mar, que eſpuman ſus miſmas abominaciones: eſtrellas erraticas, à los quales es reſeruada eternalmente la obscuridad de las tinieblas.

14. De los quales tambien prophetizó Enoch, que fue el ſeptimo deſpues de Adam, diziendo. Heaqui el Señor es venido con ſus ſanos millares.

15. A hazer juyzio contra todos, y à conuencer à todos los impios de entrellos de todas ſus malas obras que han hecho infielmente, y de todas las palabras duras, que los peccadores infieles han hablado contra el.

16. Eſtos ſon murmuradores, querelloſos, andando ſegun ſus deßeos, y ſu boca habla coſas ſoberuias, teniendo en admiracion las perſonas por cauſa del prouecho.

Amonestaciones y exhortaciones

17. Mas voſotros amados, tened memoria de las palabras que de antes há ſido dichas de los Apoſtoles de nueſtro Señor Ieſus el Chriſto.

18. Como os dezian, Que enel poſtrer tiempo auria burladores, que andarian ſegun ſus maluados deßeos.

19. Eſtos ſon los que hazen diuiſiones, ſenſuales, no teniendo el Eſpiritu.

20. Mas voſotros, ò amados, edificaos à voſotros miſmos ſobre vueſtra ſanißima fe, orando por Eſpiritu ſano.

21. Conſerua os à voſotros miſmos en el amor de Dios, eſperando la miſericordia de nueſtro Señor Ieſus el Chriſto, para vida eterna.

22. Y recebid à los vnos en piedad, discerniendo:

23. Y hazed ſaluos à los otros por temor, arrebantandolos del fuego mas con eſto aborreciendo aun haſta la ropa que es cõtaminada de tocamiento de carne.

Doxología

24. Aquel pues que es poderoſo de guardarhos ſin peccado, y de lleuarhos delante de ſu gloria irreprehenſibles, con alegria.

25. Dios ſolo ſabio, nueſtro Saluador, ſea gloria y magnificencia, imperio y potencia, aora, y en todos ſiglos. Amen.