Oseas 1 - La Palabra (HispanoAmericana)

La esposa infiel de Oseas, y sus hijos

1. Palabra que el Señor dirigió a Oseas, hijo de Beerí, en tiempos de Ozías, Jotán, Ajaz y Ezequías, reyes de Judá, y en tiempo de Jeroboán, hijo de Joás, rey de Israel.

2. Comienzo de la palabra del Señor por medio de Oseas. El Señor dijo a Oseas: — Anda, cásate con una prostituta y engendra hijos de prostitución, porque el país se ha prostituido, apartándose del Señor.

3. Él fue y se casó con Gómer, hija de Dibláin, la cual concibió y le dio a luz un hijo.

4. Entonces el Señor le dijo: — Ponle de nombre Jezrael porque dentro de poco pediré cuentas a la familia de Jehú por los crímenes de Jezrael y pondré fin al Reino de Israel.

5. En ese día romperé el arco de Israel en el valle de Jezrael.

6. Concibió de nuevo Gómer y dio a luz una hija. El Señor dijo a Oseas: — Ponle de nombre Lo-Rujama —es decir, No-Amada*—, porque no amaré a Israel en adelante, ni lo soportaré más.

7. Sin embargo a la casa de Judá la amaré y los salvaré por el honor del Señor su Dios. No los salvaré por medio de arco, espada o guerra, ni por medio de caballos o jinetes.

8. Apenas había destetado a Lo-Rujama cuando concibió y dio a luz otro hijo.

9. El Señor dijo: — Ponle por nombre Lo-Ammí —No-Mi pueblo— porque ustedes no son mi pueblo, ni yo existo para ustedes.

10. (1) Los israelitas serán tantos como la arena del mar que no se cuenta ni se mide. Y en aquel lugar no se los llamará más No-Mi-Pueblo, sino Hijos del Dios vivo.

11. (2) Los hijos de Judá y los hijos de Israel se reunirán, tendrán un solo jefe y desbordarán de la tierra porque será grande el día de Jezrael.