Filemón 1 - EUNSA (Nuevo Testamento)

Salutación

1. Pablo, prisionero de Cristo Jesús, y Timoteo, el hermano, a Filemón, nuestro querido amigo y colaborador,

2. a Apfia, la hermana, a Arquipo, nuestro compañero de armas, y a la iglesia que se reúne en tu casa:

3. la gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo estén con vosotros.

4. Doy gracias sin cesar a mi Dios recordándote en mis oraciones,

5. porque conozco la caridad y la fe que tienes en Jesús, el Señor, y en todos los santos.

6. Que tu participación en la misma fe llegue a ser activa al comprender que todo el bien que tenemos es para Cristo.

7. Pues, en verdad, he tenido gran alegría y consuelo por tu caridad, porque, gracias a ti, hermano, los corazones de los santos han encontrado alivio.

Pablo intercede por Onésimo

8. Por ello, aun teniendo plena libertad en Cristo para mandarte lo que conviene,

9. prefiero rogar en nombre de la caridad -y eso que soy Pablo, ya anciano y ahora además prisionero de Cristo Jesús-.

10. Te ruego en favor de mi hijo Onésimo, a quien engendré entre cadenas,

11. en otro tiempo inútil para ti pero ahora útil para ti y para mí:

12. a éste te lo devuelvo como si fuera mi corazón.

13. Yo hubiera querido retenerlo para que me sirviera en tu lugar, mientras estoy entre cadenas por el Evangelio.

14. Pero no he querido hacer nada sin tu consentimiento, para que tu buena acción no sea forzada, sino voluntaria.

15. Quizá por eso se alejó algún tiempo, para que ahora lo recuperes para siempre,

16. no ya como siervo, sino más que siervo, como hermano muy amado, en primer lugar para mí, pero ¡cuánto más para ti!, no sólo en lo humano, sino también en el Señor.

17. Por tanto, si me consideras hermano en la fe, acógelo como si fuera yo mismo.

18. Si te perjudicó o te debe algo, cárgalo a mi cuenta.

19. Yo, Pablo, lo he escrito de mi puño y letra; yo te pagaré, por no decirte que tú mismo te me debes.

20. Sí, hermano, que yo reciba de ti este gozo en el Señor. Consuela en Cristo mi corazón.

21. Te escribo confiando en tu obediencia, porque sé que harás aún más de lo que te digo. Últimas recomendaciones y saludos

22. Además, prepárame hospedaje, pues espero que, gracias a vuestras oraciones, se me conceda estar entre vosotros.

Salutaciones y bendición final

23. Te saludan Epafras, compañero de mi cautiverio en Cristo Jesús,

24. y mis colaboradores Marcos, Aristarco, Demas y Lucas.

25. La gracia del Señor Jesucristo esté con vuestro espíritu.