2 Timoteo 4 - Nacar-Colunga

Predica la palabra

1. Te conjuro delante de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a vivos y muertos, por su aparición y por su reino:

2. Predica la palabra, insiste a tiempo y a destiempo, arguye, enseña, exhorta con toda longanimidad y doctrina;"

3. pues vendrá un tiempo en que no sufrirán la sana doctrina, antes, deseosos de novedades, se rodearán de maestros conforme a sus pasiones,

4. y apartarán los oídos de la verdad para volverlos a las fábulas.

5. Pero tú vela en todo, soporta los trabajos, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

6. Cuanto a mí, a punto estoy de derramarme en libación, siendo ya inminente el tiempo de mi partida.

7. He combatido el buen combate, he terminado mi carrera, he guardado la fe.

8. Ya me está preparada la corona de la justicia, que me otorgará aquel día el Señor, justo Juez, y no sólo a mí, sino a todos los que aman su venida.

Instrucciones personales

9. Date prisa a venir a mí,

10. porque Demás me ha abandonado por amor de este siglo, y se marchó a Tesalónica; Crescente a Galacia y Tito a Dalmacia."

11. Sólo Lucas está conmigo. A Marcos tómale y tráele contigo, que me es muy útil para el ministerio.

12. A Tíquico lo mandé a Efeso.

13. El capote que dejé en Tróade, en casa de Carpió, tráelo al venir, y asimismo los libros, sobre todo los pergaminos.

14. Alejandro, el herrero, me ha hecho mucho mal. El Señor le dará la paga según sus obras.

15. Tú guárdate de él, porque ha mostrado gran resistencia a nuestras palabras.

16. En primera defensa nadie me asistió, antes me desampararon todos. No les sea tomado en cuenta.

17. El Señor me asistió y me dio fuerzas, para que por mí fuese cumplida la predicación y todas las naciones la oigan. Así fui librado de la boca del león.

18. El Señor me librará de todo mal y me guardará para su reino celestial. A El sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Saludos y bendición final

19. Saluda a Frisca y a Aquila y a la casa de Onesiforo.

20. Erasto quedó en Corinto. A Trófimo le dejé enfermo en Mileto.

21. Date prisa a venir antes del invierno. Te saludan Eubulo, Pudente, Lino, Claudia y todos los hermanos.

22. El Señor sea con tu espíritu. La gracia sea con vosotros.