1 Corintios 1 - Peshita (Nuevo Testamento)

Salutación

1. Pablo, llamado y apóstol de Jesucristo conforme a la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes,

2. a la Iglesia de Dios que está en Corinto, llamados y santos que han sido santificados en Jesucristo, y a todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor suyo y nuestro:

3. Gracia y paz sean a ustedes de parte de Dios nuestro Padre y de nuestro Señor Jesucristo.

Acción de gracias por dones espirituales

4. Siempre doy gracias a mi Dios por ustedes, por la gracia de Dios que le fue dada por medio de Jesucristo,

5. porque en todo fueron enriquecidos por medio de Él, en toda palabra y en todo entendimiento,

6. de acuerdo al testimonio del Cristo confirmado entre ustedes,

7. porque a ustedes no les falta ninguno de los dones de Él, sino que están a la expectativa en cuanto a la manifestación de nuestro Señor Jesucristo,

8. quien los confirmará hasta el fin para que sean irreprensibles en el día de nuestro Señorr Jesucristo.

9. Fiel es Dios, por quien fueron ustedes llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo, Señor nuestro.

¿Está dividido Cristo?

10. Les suplico, hermanos míos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que se pongan todos de acuerdo y no haya divisiones entre ustedes, sino que sean maduros, de un mismo creer y de una manera de pensar,

11. porque se me ha informado acerca de ustedes, hermanos míos, por la familia de Cloé, que hay controversias entre ustedes.

12. Digo, pues, esto porque hay algunos de ustedes que dicen: "Yo soy de Pablo"; y otros dicen: "Yo soy de Apolos"; y hay quien dice: "Yo soy de Pedro"; y otros dicen: "Yo soy del Cristo".

13. ¿Acaso el Cristo está dividido? ¿O fue Pablo crucificado por ustedes? ¿O en el nombre de Pablo fueron bautizados?

14. Doy gracias a mi Dios porque no bauticé a ninguno de ustedes, salvo a Crispo y a Gayo,

15. para que nadie diga que yo bauticé en mi propio nombre.

16. También bauticé a la familia de Estéfanas. Pero en cuanto a los demás, no sé si bauticé a algún otro,

17. porque el Cristo no me mandó a bautizar, sino a proclamar el Evangelio; no con sabiduría de palabras, para que la cruz del Cristo no se haga vana.

Cristo, poder y sabiduría de Dios

18. Porque la palabra de la cruz es locura para los perdidos, pero para nosotros los que somos salvos, es poder de Dios,

19. porque escrito está: "DESTRUIRÉ LA SABIDURÍA DE LOS SABIOS, Y PRIVARÉ DE INTELIGENCIA A LOS ENTENDIDOS".

20. ¿Dónde está el sabio? ¿O dónde el escriba? ¿O dónde está el polemista de este mundo? He aquí, ¿no ha hecho Dios insensata la sabiduría de este mundo?

21. Porque ya que por la sabiduría de Dios el mundo no conoció a Dios, en sabiduría le plació a Dios salvar a los que creen por medio de la locura de la predicación;

22. porque los judíos demandan señales, y los gentiles buscan sabiduría,

23. pero nosotros proclamamos al Cristo crucificado, piedra de tropiezo para los judíos, y locura para los gentiles,

24. pero para los llamados, judíos y gentiles, el Cristo es poder de Dios y sabiduría de Dios,

25. porque la locura de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres.

26. Consideren, pues, hermanos míos, también su llamado, porque no son muchos entre ustedes los sabios conforme a la carne, ni muchos entre ustedes son poderosos, ni muchos entre ustedes son de la nobleza,

27. sino que a los insensatos del mundo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y a los débiles del mundo ha escogido para jumillar a los poderosos,

28. y ha escogido a los de baja condición en el mundo, a los menospreciados, a los que son nada, para invalidar a los que son algo,

29. para que nadie se jacte delante de Él.

30. Y también ustedes le pertenecen a Él en Jesucristo, quien fue hecho para nosotros sabiduría de Dios, justicia, santificación y redención.

31. Como está escrito: "EL QUE SE GLORÍA, GLORÍESE EN YAHWEH".