Cantares 1 - Serafín de Ausejo 1975

La esposa y las hijas de Jerusalén

1. Cantar de los Cantares de Salomón.

2. ¡Que me bese con besos de su boca! Mejores son que el vino tus amores;

3. más suave el olor de tus perfumes, tu nombre como bálsamo fragante. Y de ti se enamoran las doncellas.

4. Llévame contigo corriendo. Introdúceme, rey mío, en tu aposento; gocemos juntos, disfrutemos, celebrando tu amor, mejor que el vino. ¡Con razón se enamoran!

5. Soy morena, pero hermosa, hijas de Jerusalén, como las tiendas de Quedar, como los pabellones de Salmá.

6. No reparéis si estoy morena, pues el sol me ha bronceado. Mis hermanos se enfadaron conmigo: me pusieron a guardar viñas, y mi viña no he guardado.

7. Dime, amado de mi alma, dónde apacientas el rebaño, dónde sestea al mediodía, para que no vague perdida tras la grey de tus zagales.

8. Si lo ignoras, la más hermosa de las mujeres, ve siguiendo las huellas del rebaño, y apacienta tus cabrillas junto al aprisco de los pastores.

La esposa y el esposo

9. Eres, amada mía, como la yegua de la carroza del Faraón.

10. ¡Qué graciosas tus mejillas con pendientes; tu garganta con collares!

11. Haremos para ti zarcillos de oro, incrustados de plata.

12. Mientras el rey está en su diván, mi nardo exhala su fragancia.

13. Saquito de mirra es mi amado para mí descansando entre mis pechos;

14. racimo de alheña es para mí mi amado, de las viñas de Engadí.

15. ¡Que eres bella, amada mía, que eres bella! Tus ojos son palomas.

16. ¡Qué hermoso eres, amado mío, qué dulce delicia! Nuestro lecho es de fronda.

17. Nuestra casa por vigas tiene cedros; por techumbre, cipreses.