Devocional Cristiano – Una Elección

En nuestro mundo democrático se hacen muchas elecciones, pero la más importante tuvo lugar hace unos 2.000 años. Ocurrió en el tribunal de un orgulloso pero torpe gobernador romano llamado Pilato. Faltaban totalmente los discursos de políticos en campaña. El electorado era ruidoso e irreflexivo. Con premeditación se oscureció el asunto en discusión. De hecho, los dos candidatos que enfrentaban al pueblo no eran elegidos para un puesto de responsabilidad u honor, sino que más bien eran dejados a la voluntad de la gente para una decisión de vida o muerte.


Tito 1 - Torres Amat

Salutación

1. y que da la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no puede mentir, ha prometido y destinado antes de todos los siglos,

2. habiendo hecho ver en su tiempo el cumplimiento de su palabra en la predicación de la buena nueva que se me ha confiado a mí por mandato de Dios, salvador nuestro,

3. a Tito, hijo querido, según la fe que nos es común, gracia y paz de Dios Padre, y de Jesucristo Salvador nuestro.

El amor y la fe de Filemón

4. La causa porque te dejé en Creta, es para que arregles y corrijas las cosas que falten, y establezcas en cada ciudad presbíteros, conforme yo te prescribí,

Requisitos de ancianos y obispos

5. escogiendo para tan sagrado ministerio a quien sea sin tacha, casado una sola vez, que tenga hijos fieles, no infamados de lujuria, ni desobedientes.

6. Porque es necesario que un obispo sea irreprensible, o sin crimen, como que es el ecónomo de Dios o el dispensador de sus riquezas, no soberbio, no colérico, no dado al vino, no percusor, o violento, no codicioso de sórdida ganancia;

7. sino amante de la hospitalidad, dulce y afable, sobrio, justo, religioso, continente,

8. adicto a las verdades de la fe, según se le han enseñado a él, a fin de que sea capaz de instruir en la sana doctrina, y argüir a los que contradijeren.

9. Porque aun hay muchos desobedientes, charlatanes y embaucadores, sobre todo de los circuncisos, o judíos convertidos,

10. a quienes es necesario tapar la boca; que trastornan familias enteras, enseñando cosas que no convienen con la buena nueva por amor de una torpe ganancia, o vil interés.

11. Dijo uno de ellos, propio profeta, de esos mismos isleños: Son los cretenses siempre mentirosos, malignas bestias, vientres perezosos.

12. Este testimonio es verdadero. Por tanto, repréndelos fuertemente, para que conserven sana la fe,

13. y no den oídos a las fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad.

14. Para los limpios todas las cosas son limpias; mas para los contaminados, y que no tienen fe no hay nada limpio, sino que tienen contaminadas su alma y su conciencia con los pecados.

15. Profesan conocer a Dios, mas lo niegan con las obras, siendo como son abominables y rebeldes, y negados para toda obra buena.

16. Mas tú has de enseñar solamente cosas conforme a la sana doctrina,