Salmos 1 - Version Moderna (1929)

El justo y los pecadores

1. BIENAVENTURADO el hombre que no anda en el consejo de los inicuos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en el banco de los escarnecedores;

2. sino que en la ley de Jehová está su deleite, y en su ley medita de día y de noche.

3. Y será como un árbol plantado junto a las corrientes de las aguas, que da su fruto en su tiempo; su hoja también no se marchita; y cuanto él hiciere prosperará.

4. No así los inicuos; sino como el tamo que arrebata el viento.

5. Por tanto no podrán los malos estar en pie en el juicio, ni los pecadores en la congregación de los justos.

6. Porque Jehová conoce el camino de los justos; pero el camino de los inicuos perecerá.